Real Madrid: ¿el equipo del Régimen?

Cuando un deportista o un equipo están en lo más alto del pódium, todas las miradas se ciernen sobre ellos. Como en la vida misma, siempre habrá defensores o detractores. Personas que se alegran por los éxitos logrados y otras que no saben fingir una mueca. El Real  Madrid, nombrado mejor equipo del siglo XX y líder del planeta futbolístico en infinidad de ocasiones, tiene a sus detractores más conocidos en dos regiones de España: Catalunya (FC Barcelona) y Madrid (Atlético). Desde la dictadura de Francisco Franco, en el mundo futbolístico se creó una corriente de desprestigio hacia el club blanco –que todavía sigue-. Acusaciones flagrantes de la relación del club merengue y Franco, así como asegurar públicamente que los títulos que reposan en el Santiago Bernabéu son gracias al dictador. ¿Fue el Real Madrid el equipo del Régimen?

Más allá de unos colores, los equipos de fútbol son una seña de identidad. Pasa con el Athletic –País Vasco-, el FC Barcelona –Catalunya- y, cómo no, con el Madrid –España-. Desde la fundación del conjunto madridista por los hermanos catalanes Padrós, el club se ha relacionado con las altas esferas de la política española. Empezó su relación con Alfonso XIII, quien otorgó el distintivo de Real –al igual que a la Real Sociedad, ésta años antes que el Madrid-. Se decía –y se sigue diciendo- que el equipo de Concha Espina era el de la burguesía, el de las clases altas. Al otro lado del país, en Catalunya, el Barça se erigía como el club de la clase obrera.

Los aficionados blaugranas sentados en la pared del campo de la calle Industria. El sobrenombre de 'culés' viene de aquí.

Aficionados blaugranas sentados en la pared del campo de la calle Industria. El sobrenombre de ‘culés’ viene de aquí. | Foto: AFP

Pero vamos más allá. Por todos es sabida esa distinción entre ambos clubs. Ahora bien, las acusaciones al Real Madrid que mencionábamos antes, podríamos decir que carecen de fundamento. Y se puede comprobar perfectamente con los datos, los números. No hay nada en el mundo más objetivo que las cifras, y en este caso igual. Pero para ello debemos remontarnos a principios del siglo XX.

Títulos en los ocho primeros años de competición

EQUIPO

LIGAS

AÑOS

Athletic de Bilbao

3 1931, 1934, 1936

Real Madrid

2

1932, 1933

Betis

1

1935

Durante la Segunda República, el club más exitoso fue el Athletic de Bilbao, que consiguió levantar el título en cuatro ocasiones –una más el 1930, en época de dictadura-, seguido por el Real Madrid –dos- y el Betis y el Barça –que ganó la primera-. Jugadores como Santiago Bernabéu, que después pasaría a ser el presidente más reconocido por el madridismo, Chus Alonso, Ciriaco, Ipiña o Zamora han vestido la elástica blanca durante los peores años del país, pero no conseguían asentar al equipo en lo más alto de la clasificación, y las relaciones con el entorno político de la época seguían latentes.

El Madrid, en el ostracismo

En la década de 1930, el Real Madrid sufrió una descomposición que a punto estuvo de acabar con el club. ¿Por qué? Por las intromisiones políticas, por las relaciones con las altas esferas. Siempre se puede hablar de estas ‘estrechas’ relaciones, pero lo cierto es que, en esa época, no eran buenas. A pesar de estar cerca de morir, el club madridista consiguió salir a flote gracias a la llegada de Santiago Bernabéu –ya con Franco como dictador-. El exjugador blanco tomó las riendas del club y cambió la historia blanca. Si bien es cierto que una de las primeras maniobras fue mejorar las relaciones con la esfera política española y varios militares entraron en el club. Existe, entonces, una relación directa entre el Real Madrid y el Poder. ¿Pero con esto el Madrid ganaba?

El Barça, con cinco títulos entre 1939 y 1953, el más laureado

Desde que se instauró la dictadura de Franco, tras la Guerra Civil, el Real Madrid tardó 15 años en conseguir su tercer entorchado liguero. El Barça, con cinco títulos, fue el club más exitoso desde 1939 a 1953. ¿Podríamos decir, entonces, que el Barça era el ‘ojito’ derecho de Franco? Evidentemente no. El conjunto catalán era el mejor equipo de España y eso hizo que consiguieran los títulos. A pesar de llevarse bien con el poder, de tener representantes militares en cargos del club y ser el equipo de la burguesía, el Madrid pasó unos años horribles, sin conseguir títulos, sin ser un referente y casi desapareciendo. Además, Santiago Bernabéu, conocido por reconducir las relaciones con los franquistas, tuvo un conocido altercado con Millán Astray, fundador de la Legión Española y compañero de armas del general Franco, que amenazó de muerte al entonces presidente blanco.

o_real_madrid_varios-1723146

Don Santiago Bernabéu. | Foto: Real Madrid

En la década de 1950 aterrizó en Barcelona el mejor jugador europeo, Ladislao Kubala. El húngaro, que consiguió la nacionalidad rápidamente gracias a las ayudas políticas, fue el estandarte del club más de una década, en la que consiguió cuatro Ligas y cinco Copas del Rey. Kubala y sus compañeros empezaron los años 50 consiguiendo la Liga dos años consecutivos. El Barça era el referente español, el club al que todos miraban. En Madrid, Santiago Bernabéu estaba contrariado. Quería llevar al club blanco a lo más alto y, para ello, debía derrotar al Barça.

La verdad sobre Di Stéfano

El fichaje más polémico de la historia del fútbol tiene como protagonistas al Real Madrid, al FC Barcelona y a Alfredo Di Stéfano. Dos equipos luchando por conseguir al mismo delantero.

Muchos jugadores de la época –final de 1940- decidían ir a Colombia a jugar –ganaban más dinero, pero todo estaba hecho al margen de la FIFA- y Di Stéfano no fue la excepción. Ante la ‘huida’ de jugadores, Ottorino Barassi, vicepresidente de la FIFA, pactó con la División Mayor colombiana el famoso ‘Pacto de Lima’, en el que estuvo involucrado Di Stéfano. En dicho acuerdo, los jugadores que estaban en Colombia, pertenecerían hasta 1954 al club en el que estuvieran jugando, y después al club de origen. En el caso de Di Stéfano, el argentino pertenecería a Millonarios hasta 1954 y después a River Plate.

Con el ‘Pacto de Lima’, los derechos de Di Stéfano los compartían Millonarios (hasta 1954) y River Plate (a partir de ese año)

En 1952, el Millonarios de Di Stéfano disputó un amistoso en el Santiago Bernabéu y maravilló al mundo, especialmente a Bernabéu y a Martí –presidente del Barça-. Ante la calidad desprendida por Di Stéfano y las lesiones de Kubala, el conjunto catalán se puso en contacto con River Plate para cerrar el acuerdo por el astro argentino –se cerró en 4 millones de pesetas-. No obstante, a pesar de cerrarse en 1952, Di Stéfano era propiedad de Millonarios hasta diciembre de 1954, por lo que el Barça todavía no podía contar con el delantero. Alfredo viajó en 1953 a la capital Condal, pero la FIFA recordó al Barça que el jugador no podía jugar con el club hasta finales de 1954 porque, hasta la fecha, pertenecía a Millonarios. En el verano del 53, Enric Martí, presidente del FC Barcelona, contactó con Senior, presidente de Millonarios, para cerrar el acuerdo y así poder contar con Di Stéfano desde ya. El conjunto colombiano pidió 27000 dólares y dos amistosos al Barça, pero Martí se negó. En ese momento, Saporta y Bernabéu entraron en acción y viajaron a Argentina, pero River ya había vendido los derechos al Barça, por lo que tuvieron que viajar a Colombia. Cuando Senior se reunió con los blancos, también pidió 27000 dólares, cantidad que el Real Madrid sí abonó, y entró en conflicto con el Barça.

El Barça compró los derechos de Di Stéfano a River. El Madrid a Millonarios

Ese mismo año y con los derechos del argentino repartidos, la FIFA entró en escena y, recomendada por Armando Muñoz Melero (expresidente de la RFEF), decidió que Di Stéfano jugara dos años en cada equipo. El presidente del FC Barcelona, Enric Martí, se negó a compartir al delantero argentino -se dice que recibió amenazas-, por lo que el Real Madrid pasó a tener los derechos de ‘La Saeta Rubia’.

El Madrid ganó con Di Stéfano, no con Franco

Con el gran golpe de efecto que supuso el fichaje de Di Stéfano para las altas esferas blancas, el Real Madrid entró en una dinámica de buen juego y resultados. En las 11 temporadas en las que el argentino vistió la camiseta blanca, el conjunto de Santiago Bernabéu ganó la Liga en ocho ocasiones y la Copa de Europa cinco veces consecutivas.

diestefano-1

La ‘Saeta Rubia’ posa con las cinco Copas de Europa del Madrid. | Foto: AP

En ese momento en el que el Madrid era el mejor y Bernabéu estaba consiguiendo su objetivo, Franco utilizó al club para su beneficio personal. Como antes dijimos, España no estaba bien vista desde fuera, por lo que la imagen del Madrid para salir de las fronteras era ideal para Franco. Ángel Iturriaga, historiador y autor del Diccionario de jugadores del FC Barcelona, así lo confirmó. “Una vez que llegó Di Stéfano, el Real Madrid empezó a ganar Copas de Europa y Franco empezó a utilizar los triunfos en ese torneo para mejorar la imagen del régimen a nivel internacional”.

Si algo cambió la historia blanca fue el fichaje de Di Stéfano. El argentino se echó encima al equipo blanco y, de la mano, empezaron a despegar. A nivel político, si de algo se benefició el Real Madrid fue de la propaganda y de las operaciones urbanísticas de Franco, pero no fue el único club. “Durante el Franquismo hubo beneficios a la hora de reutilizar solares. El caso del Barça es muy claro con los terrenos del Camp Nou. Favores recibieron todos porque el fútbol se utilizó con valor propagandístico”, aseguró el historiador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s