Análisis de Martin Odegaard, la perla noruega

El Madrid se ha hecho con los servicios de uno de los jóvenes talentos con más futuro del mundo. Ødegaard aterriza en Madrid con solo 16 años, pero habiendo jugado ya como profesional. Zurdo, con excelente calidad técnica, el noruego entrenará con el primer equipo pero jugará en el Castilla, bajo la atenta mirada de Zidane, quien será muy importante en el futuro de esta joven perla. El francés tendrá la misión de ir puliendo poco a poco a un diamante que ya ha debutado con su selección. Martin, que puede jugar en banda o detrás del delantero, destaca por su veloz y precisa conducción de balón, a lo que une una gran visión de juego con la que asiste a sus compañeros. Ødegaard será muy importante para el Castilla, y el Castilla y Zizou para él. El noruego crecerá lejos de los focos, jugando cada fin de semana –aspecto muy importante a su edad- y aprenderá de la mano de Zidane. El jugador por su parte dará un salto de calidad importante a una plantilla y un equipo que va de menos a más y que ya está en puestos de promoción a segunda división -puesto que le permitiría luchar por el ascenso, su objetivo-. Ancelotti podrá darle la alternativa en algún partido del primer equipo, donde podría tener un rol similar al de Jesé la pasada temporada.

Conducción de balón y visión de juego, sus armas

Pese a que la liga de Noruega es un campeonato menor, no deja de llamar la atención lo que Ødegaard hacía con sus rivales. Adversarios que en muchos casos llevaban siendo profesionales casi desde antes que naciera Martin, jugadores que incluso doblaban su edad. Es en el campeonato noruego donde Ødegaard ha maravillado al mundo con una serie de características que han rellenado vídeos y vídeos de highlights con sus regates, carreras y golazos. El nuevo jugador del Madrid destaca por su conducción de balón, que aúna precisión y velocidad a partes iguales. Ødegaard es capaz de conducir el cuero con la cabeza alta, con tremenda velocidad, y sin que el cuero se despegue apenas unos centímetros de su bota. El eslálon al ‘estilo Messi’ es una de sus jugadas más características. El noruego coge el balón, arranca y empieza a dejar a rivales atrás con pasmosa facilidad conduciendo con su pierna izquierda.

Pese a ser un jugador de exquisita técnica, muy habilidoso y con un gran regate no abusa de ello. A pesar de su insultante juventud y desparpajo, Ødegaard tiene una gran capacidad para elegir la mejor acción posible y una capacidad de comprensión del juego impropia para su edad. Es un aspecto donde tiene margen de mejora, pero que a pesar de sus condiciones ya tiene bastante desarrollado. El noruego es sabedor de que es capaz de atraer a numerosos jugadores cuando inicia una carrera, y cuando esto sucede aprovecha para pasar a una zona libre  de rivales, puesto que estos han acudido en ayuda del oponente directo al que se enfrentaba Martin para ayudarles a detener al ahora jugador blanco.

Atraer rivales y eliminarlos con un pase hacia un compañero es una de las difíciles cosas que es capaz de hacer este joven talento, mostrando además una excelente visión de juego. Ødegaard elige con acierto cuándo regatear, cuándo pasar o cuándo disparar. En este sentido también se asemeja a Messi, puesto que el argentino no solo es una excelente finalizador y goleador, sino que también es un gran asistente como consecuencia de la cantidad de rivales que es capaz de atraer y su excelente visión de juego. Además, tiene un sutil y perfecto toque de balón con su pierna izquierda. Cuando el balón se acerca, está o sale de su bota, la tensión y orientación de su pie es magnífica, y lo usa tanto para controlar, como para pasar o conducir.
https://vine.co/v/OIXZ3J7judt/embed/simple

Un mediapunta más conductor que creador

Ødegaard es un mediapunta que puede jugar en banda, o un jugador de banda que puede jugar por el centro. Martin es un futbolista muy polivalente, lo que unido a su exagerada juventud y talento hacen de él un jugador ‘moldeable’ a cualquiera de las posiciones de tres cuartos de campo. Pese a ser un ‘10’, Ødegaard es más un conductor que un creador. El perfil de mediapunta del noruego está más cerca de Ozil, James, Silva o Messi que de Cesc o Isco. Es en el primer grupo donde mejor se encasilla Martin, pues a pesar de bajar mucho para recibir el balón, no es un distribuidor. Su rol es el de recibir y verticalizar el juego, bien con conducciones o buscando pases o paredes para progresar hacia el área rival.
https://vine.co/v/OIgU3gzvjhD/embed/simple

Extremo en el habitual 4-3-3

Dentro del sistema más utilizado por Carlo Ancelotti, Ødegaard encajaría a la perfección partiendo desde un costado, como extremo. El noruego se desenvuelve con igual eficacia en banda derecha o en izquierda, pero por sus características y forma de jugar rinde mejor a pie cambiado, en el costado derecho. Martin tiene una gran visión de juego, lo que unido a su facilidad para encarar y driblar rivales trazando una diagonal interior hacen que el jugador sea más útil jugando a pie cambiado, donde tras orientarse el balón hacia su zurda tiene todo el frente de ataque en su campo de visión.

En la banda izquierda, Ødegaard puede hacer gala de su excelente habilidad en el regate. El nuevo jugador del Madrid pasa de 0 a 100 en pocos segundos, dejando atrás a sus rivales con su espectacular arrancada. Martin acomoda el balón bajo su zurda, se para un segundo y acelera saliendo hacia fuera, o hacia dentro. De esta manera, jugando en la banda izquierda,gana línea de fondo con relativa facilidad, desde donde es capaz de sacar un buen centro, internarse en el área o frenar y buscar un apoyo por dentro.

Interior o delantero en 4-4-2

La polivalencia es una de las mejores cualidades de Ødegaard. El noruego, aún por ‘hacer’, es un mediapunta que puede jugar en banda. En un 4-2-3-1, Martin podría jugar en cualquiera de los tres puestos de la línea de tres mediapuntas. Sin embargo, el Madrid juega sin esa figura del ‘10’, por lo que la joven perla noruega tendría que partir desde una banda. En el plan ‘B’ de Ancelotti –el 4-4-2-, Ødegaard podría partir desde una banda, o compartiendo la delantera con un compañero. El nuevo jugador blanco es un futbolista que tiene tendencia a caer a banda, tanto para recibir ahí como para partir desde ahí. Esto hace que pueda jugar tanto de interior derecho como izquierdo. Por el costado derecho tendría un rol similar al que actualmente tiene James. Ocupar la banda, partir desde ahí pero tener mucha influencia por dentro, dejando la banda para las subidas del lateral. Martin recibiría pegado a la línea de cal y trazaría una diagonal hacia dentro, o bien abandonaría la banda para recibir entre líneas, haciendo de enlace entre el doble pivote y la delantera. Su gran capacidad de asociación le convierte en un jugador que partiendo desde la derecha podría combinar mucho con Benzema cuando este saliera a recibir y fuera más un ‘10’ que un ‘9’.

Por la banda izquierda podría tener un rol similar al que tuvo la temporada pasada Di María. El argentino partía desde la izquierda, pero su movilidad le hacía aparecer por otras zonas del campo. Ødegaard partiría desde ahí, recibiendo cerca de la banda o en una posición más interior, dejando la banda para las subidas del lateral. Además de poder apoyar por dentro, también podría tener el rol de extremo, entrando por banda y dejando la posición más interior para Marcelo, pudiendo alternar con el brasileño.

Como delantero tendría que mejorar el juego de espaldas, pero por movilidad podría encajar muy bien en esa posición. Por su velocidad podría ir al espacio, pero por su tendencia a estar cerca del balón podría combinar desmarques de ruptura con apoyos en zonas interiores.  Pese a no ser una posición en la que el noruego ha jugado mucho podría adaptarse. Sus caídas a ambas bandas, en un rol similar al que tienen Bale o Ronaldo cuando juegan de delanteros, crearían espacios para que los interiores o extremos ocuparan ese espacio creado con sus desmarques.

Importante para el Castilla, y este para él

En principio Ødegaard jugará con el filial del Real Madrid, aunque entrenará con el primer equipo. El cuadro blanco ha decidido que el noruego se adapte al fútbol español jugando en la categoría de bronce, aunque alternará con el primer equipo. En el Castilla será un jugador importante y crecerá al mismo tiempo que ayuda al filial a conseguir el objetivo de ascender a la Liga Adelante. Zidane, como ya hizo antes con Jesé, Isco o Carvajal, será un importante aliado de Ødegaard, quien deberá de tener paciencia en su ascenso al primer equipo.

La polivalencia de Martin hace que Zidane pueda encontrarle un hueco con facilidad en el ‘once’ del Castilla. El filial está jugando con un 4-2-3-1 en el que Ødegaard encaja en cualquiera de las tres posiciones de la mediapunta. En la derecha se ha asentado Álvaro, por lo que el nuevo fichaje blanco podría alternarse con Burgui la mediapunta y la banda izquierda. En punta estaría Raúl de Tomás, con Medrán y Aguza por detrás de ellos. Javi Muñoz, Benavente o Marcos Llorente serían los damnificados, puesto que todos ellos han alternado la titularidad hasta el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s