Paul Pogba, un pájaro que vuela muy alto

A sus 21 años Paul Labile Pogba, actual jugador de la Juventus de Turín, se ha convertido en uno de los referentes del fútbol Mundial. Su superioridad técnica y física ante los rivales hace prever que tiene capacidad para marcar una época. A día de hoy ya está entre los mejores centrocampistas de la élite y su techo parece incalculable. Fue elegido “Golden Boy” en 2013, así que, quien nos dice que dentro de poco no sea elegido como el próximo Balón de Oro de la FIFA.

Pogba con el trofeo que le acredita como mejor jugador joven de Europa

Pogba con el trofeo que le acredita como mejor jugador joven de Europa

La joya que Ferguson no pudo retener

En el año 2009 el mismísimo Sir Alex Ferguson se fijaba en un chico de tan solo 15 años de edad que jugaba en las categorías inferiores del Le Havre francés -país donde nació, a pesar de tener orígenes guineanos-. El técnico escocés lo fichó para los juveniles del Manchester United, equipo donde empezaba el verdadero crecimiento de Pogba y su preparación para llegar a la élite. Poco a poco Ferguson fue introduciéndolo en el primer equipo y el joven francés dejaba muy buenas impresiones cuando tenía la oportunidad de jugar unos minutos. Pero para su representante, Mino Raiola, no eran suficientes y comenzó a buscarle una salida en Italia para que jugase en la Serie A. Sir Alex, conocedor del enorme potencial de Paul intentó de todas formas retenerlo, a sabiendas de que podría marcar una década en Old Trafford. El intento quedó en vano. El joven Pogba decidió salir del club para marcharse a la Juventus F.C.

Pogba jugando con el Manchester United en Old Trafford

Pogba jugando con el Manchester United en Old Trafford

Su llegada a Turín

En Turín, la progresión de Pogba parece no tener fin. Desde su llegada empezó a convertirse en un suplente de lujo para el equipo. Por entonces, Claudio Marchisio era el interior izquierdo preferido para Antonio Conte en su sistema 3-5-2. Pero al francés le bastaría un año de adaptación para convertirse en titular indiscutible para la Vecchia Signora. Su aportación defensiva, unida a la gran capacidad ofensiva le llevaron a ser un jugador fundamental para el equipo en su segunda temporada, en la que el club bianconero logró ganar la Serie A con la histórica cifra de 102 puntos.

Pogba posa sonriente el día de su presentación con la Juve

Pogba posa sonriente el día de su presentación con la Juventus

En un principio se pensó que podría ser una alternativa para Andrea Pirlo y que podría rendir en la posición de reggista. Pogba es un superdotado técnicamente, pero no es un creador de juego. Su posición no es la mediocentro puro. Él se siente cómodo en la posición de interior, con libertad para llegar al área y sacar a relucir su enorme disparo con ambas piernas o su gran capacidad para dar un último pase.

Pogba y Vidal, las alas de la Juve

Junto a Arturo Vidal ha sido un jugador clave en la consecución de los últimos Scudettos de la Juventus. Ambos actúan como interiores, como escuderos de Pirlo. Y gracias a la gran capacidad física que poseen se convierten en dos auténticos todoterrenos que no paran de llegar al área por carriles interiores, o a veces por bandas, para después bajar a defender o presionar al rival. Cuando han estado en buenas condiciones y han sido capaces de desarrollar todo eso, han marcado un ritmo muy alto, con el que la Juventus ha pasado por encima de sus rivales. Para un sistema como el que usaba Conte eran muy importantes. Eran las alas de la Juve.

Pogba y Vidal celebran un gol juntos

Pogba y Vidal celebran un gol juntos

“No puedes ir a cenar a un restaurante de lujo con 20 euros”: con esta frase lapidaria ha dejado Antonio Conte este verano su cargo como entrenador de la Juventus de Turín. Al parecer no estaba contento con la poca inversión en fichajes de la directiva. Su puesto lo ha ocupado Massimiliano Allegri, técnico que cambió poco la idea de juego del equipo y los roles al principio, pero que ahora sí está llevando a cabo la evolución táctica hacia la defensa de 4. Pero hay algo que no cambia: la importancia de los interiores en el equipo. Arturo Vidal lleva varios meses lejos de su mejor nivel, Andrea Pirlo está en sus últimos pases, Claudio Marchisio y Roberto Pereyra son dos buenos complementos… Así que esa falta de liderazgo real en la medular de la Vecchia Signora la ha asumido, y a un alto nivel, Paul Pogba.

Su “explosión” definitiva

De la mano de Allegri el francés se ha convertido, con sus actuaciones bestiales en el Calcio, en uno de los mejores centrocampistas del planeta. Su despliegue en el campo y abanico de recursos técnicos no parecen tener fin. En el campo hace aquello que Ali hacía en el boxeo: bailar como una mariposa y picar como una avispa. Un jugador trabajador como el que más y que es capaz de coordinar su 1,88 metros de altura para regalarnos un fútbol de alta escuela.

Esta temporada está jugando a un nivel altísimo con la Juve

Esta temporada está jugando a un nivel altísimo con la Juve

Con el número 6 a la espalda es capaz de asistir a los delanteros, marcar goles, desbordar por el costado izquierdo, regatear y atraer rivales para crear espacios a sus compañeros o romper líneas enemigas… Y, además de todo eso, presionar y robar balones en defensa sin descanso. Su enorme potencial físico y técnico le hacen parecer que juega ante rivales de menor edad y, ¡es él quien tiene 21 años! Solo el tiempo dirá cual va a ser el futuro de este crack del fútbol. Lo que de momento parece claro es que está superdotado para marcar una época en el balompié. Y no solo a nivel de clubes vuelta alto este pájaro, también con la selección francesa.

Líder galo

Vistiendo la camiseta gala y siendo capitán, Paul Pogba se proclamó campeón del Mundial sub-20, siendo elegido mejor jugador del torneo. En tierras turcas, y ante rivales de su misma edad, pudo hacer gala de todo su arsenal: controles, pases, disparos, conducción, regates… Algo que también hace con los “mayores” y que le llevaron pronto a jugar con la absoluta de Francia. Con la del gallo mostró uno de sus defectos en los primeros partidos: su fuerte carácter. Problema  que con el paso del tiempo ha sabido ir controlando y moldeando para centrarse solo en demostrar lo bueno que es, y que puede llegar a ser, con un balón en los pies.

Pogba disputando un balón ante Schweinsteiger en el pasado Mundial

Pogba disputando un balón ante Schweinsteiger en el pasado Mundial

El pasado verano se disputaba el Mundial de fútbol en Brasil y una estrella emergente como Pogba no podía faltar. Francia presentaba un equipo joven y con ganas de hacer algo grande. En la fase de grupos jugaron a un gran nivel, pero en los cuartos de final no pudieron derrotar a Alemania, a la postre campeona. Así que tendrán que esperar hasta la Eurocopa de 2016, competición donde serán anfitriones. Y quién sabe si ahí, con el apoyo de su afición, no vemos el vuelo más alto de este fenómeno (Pogba), y consigue que su buena actuación en Brasil (donde logró marcar un gol y ser elegido mejor jugador joven del Mundial) se quede corta y que Francia levante el título de campeona de Europa con él como líder. De esta forma entraría en la historia del fútbol francés junto a leyendas como Michel Platini o Zinedine Zidane.

Un producto muy cotizado

En estos momentos Paul Pogba es uno de los productos más cotizados del mercado futbolístico. Su valor está en alza todos los días. Su juventud y potencial le hacen ser objeto de deseo de los grandes clubes del viejo continente. Nasser Al-Khelaïfi sueña con llevarlo de nuevo a Francia para jugar en el París Saint-Germain. Y ya en su día se habló del interés de la Juventus en Marco Verratti como sustituto de Andrea Pirlo. Por lo que el trueque sería muy posible. Pero también aparece en escena Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid no desaprovecha la oportunidad de vestir de blanco a toda estrella del panorama futbolístico que pueda. Y parece ser que Pogba se ha convertido en su último capricho.

Paul-Pogba-(2)

Paul Pogba: el producto estrella del fútbol galo

El jugador ha declarado en muchas ocasiones que se siente cómodo en Turín. De hecho, hace unas semanas renovó su contrato con el club bianconero. Pero en los últimos años la Juve no consigue dar un paso adelante, se ha quedado estancada reinando el fútbol italiano y no es capaz de competir con los grandes de Europa por la UEFA Champions League. Estos motivos llevaron a Conte a presentar su dimisión –el club no apuesta fuerte en el mercado para ponerse al nivel de los demás aspirantes al título europeo-. Y puede que sean los mismos que hagan a Paul Pogba plantearse que ha cumplido un ciclo en Turín y que debe volar hacia un nuevo destino que le permita cumplir su objetivo de ser el mejor y de entrar en la historia de los más grandes. Por lo que puede que sea un verano muy movido para su representante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s