Un Madrid sin Ronaldo en el 11

El Madrid deberá afrontar sus dos próximos compromisos ligueros sin Cristiano Ronaldo. El luso, que fue expulsado durante el partido frente al Córdoba, no podrá jugar ni ante la Real Sociedad ni frente al Sevilla. La baja del portugués coincide con el mal momento de juego que atraviesan tanto el propio jugador como el equipo. La excelente racha de victorias consecutivas se cortó y el equipo entró en una espiral de mal juego, y resultados, de la que aún no ha salido. Volver a la senda del buen juego y seguir sumando de tres en tres serán las máximas de Ancelotti, quien para conseguirlo no podrá contar con el pichichi del equipo.

Carletto tiene varias opciones para suplir a Cristiano, además de experiencia en el ‘sector’. La pasada temporada el futbolista portugués ya se perdió varios partidos –unos por sanción y otros por lesión- y Ancelotti tuvo que suplirlo. Las dos alternativas del técnico italiano pasan por meter a otro delantero –Jesé o Chicharito- u otro centrocampista –Illarra, Khedira e incluso Lucas Silva-. Si el hombre que suple a Ronaldo es un delantero el esquema sería el mismo que en el de los últimos partidos, un 4-3-3. Si es un centrocampista el que lo suple, el sistema podría variar de ese mismo 4-3-3 (con James situado en uno de los extremos) al 4-4-2 (con Bale y Benzema arriba).

Dos variantes en el 4-3-3

Bale en la izquierda y James o Jesé en derecha las dos alternativas en 4-3-3

Ronaldo ha jugado los últimos partidos como extremo izquierdo. El portugués, pese a tener total libertad de movimientos, ha partido siempre desde la banda izquierda. Dentro de ese 4-3-3, Ancelotti pude suplir al luso con un jugador de características similares, Jesé. La entrada del canterano sería la de ‘hombre por hombre’, por lo que nada variaría en el esquema blanco. La única pequeña modificación radicaría en que Jesé cambiara de banda con Bale, entrando el galés por la izquierda y el canario por la derecha. Esta segunda opción tiene, a priori, menos probabilidades, pues en la pasada temporada, cuando Ancelotti usó a Jesé en detrimento de Ronaldo, el canterano jugó en el costado izquierdo, permaneciendo Bale en la derecha.

El precedente más cercano en el que Ancelotti no ha podido contar con Ronaldo en Liga BBVA se remonta a la segunda jornada de la primera vuelta. Enfrente estuvo el mismo rival en el que Cristiano empezará a cumplir su sanción, la Real Sociedad. En aquella ocasión Carletto, con Jesé aún lesionado, optó por adelantar a James a la posición de extremo, dando entrada a Isco como interior y manteniendo el 4-3-3. El colombiano permutó con Bale, entrando ambos tanto por la banda izquierda como por la derecha. El resultado fue brillante, durante media hora. Bale estuvo participativo, móvil y siendo el líder del equipo. El galés marcó un gol nada más empezar el partido y fue uno de los jugadores más activos durante los primeros y brillantes 30 minutos de juego. Al descanso el Madrid ganaba 0-2, pero una paupérrima segunda parte en la que los blancos vagaron por el campo sin un líder que parara la reacción de la Real concluyó con remontada y goleada local (4-2).

4-4-2 para reforzar el centro del campo

Bale y Benzema podrían formar como dupla ofensiva

Bale y Ronaldo son los extremos del Madrid. Ambos han jugado siempre que han estado disponibles, y sin alguno ellos Carletto casi siempre ha optado por introducir un centrocampista más. Ya pasó la temporada pasada cuando Cristiano no pudo jugar en la final de la Copa del Rey ante el Barça o en la ida de las semifinales de la Champions League ante el Bayern Munich. En aquellas ocasiones, Ancelotti optó por introducir un interior en lugar de otro extremo o delantero. Ese cambio de piezas llevaba consigo un cambio de esquema, del 4-3-3 al 4-4-2. Ante Barça y Bayern fue Ronaldo el ausente, ocupando Bale la delantera junto con Karim Benzema. Di María (ahora James) e Isco estuvieron en las bandas, siendo el doble pivote para Xabi (ahora Kroos) y Modric (su lesión le abriría la puerta a Illarra, Khedira o Lucas Silva). Un precedente más cercano se remonta al mes de octubre. Bale cayó lesionado y se perdió varios partidos en los que Ancelotti volvió a introducir a un interior en lugar de un extremo, cambiando también al 4-4-2. Sin el galés el Madrid jugó con cuatro centrocampistas, cuatro tenores que hicieron brillar al conjunto blanco. Isco logró los minutos que ansiaba y demostró su valía, creciendo y alcanzando un nivel altísimo. El malagueño ocupó la banda izquierda, con Kroos y Modric en la sala de máquinas y James como volante derecho. Arriba quedaron Ronaldo y Benzema.

Ante la Real Sociedad, y sobre todo ante el Sevilla, Ancelotti podría usar esta disposición. Bale y Benzema serían los hombres más adelantados, con las bandas para Isco y James. Khedira, Illarra y Lucas Silva se disputarían el hueco a la derecha de Kroos para terminar de formar la línea de cuatro centrocampistas. También gana muchos enteros la posibilidad de que uno de los extremos del 4-3-3 sea James, tal y como pasó en la segunda jornada de liga ante la Real. En ese caso James ocuparía la derecha y Bale la izquierda con Benzema como hombre más adelantado. Por detrás de ellos Kroos sería el pivote, Isco el interior izquierdo y Khedira o Illarra el interior derecho. Esta formación parte con la ventaja de poder adaptarse rápidamente al 4-4-2. James bajaría un poco, Isco daría un paso hacia la izquierda y Bale hacia el centro, formando pareja con Benzema.

La hora de Bale

El galés, sin Ronaldo, debe de dar un paso al frente y ser el líder que necesita el equipo

Adaptado a España y al equipo, titular indiscutible para Ancelotti. Bale se queda sin excusas y ahora le toca a él. Con Ronaldo en baja forma durante las últimas semanas el galés dio un pequeño paso al frente, pero debe de dar mucho más. Los goles y asistencias están prácticamente asegurados con él en el campo, pero el de Cardiff debe de echarse el equipo a la espalda, tirar de él y ser el líder que necesita el equipo. Pese a su mejoría en las últimas semanas (está siendo el mejor del tridente ofensivo), se sigue echando en falta que dé un paso más y tire del carro. Ante el Córdoba, con Ronaldo jugando uno de sus peores partidos de la temporada y con el equipo necesitado de un líder para tratar de remontar el resultado, el galés no dio señales de vida. Un pase, un lanzamiento de falta y otro de penalti fue su bagaje en los últimos 25 minutos de partido.

Minutos para Jesé

El canario apenas ha jugado esta temporada y está falto de minutos y confianza, pues a pesar de estar ya recuperado de la grave lesión que sufrió hace ya casi un año, no ha contado con demasiadas oportunidades. Jesé será un hombre muy importante en lo que resta de temporada, por lo que Ancelotti puede empezar a darle minutos y confianza durante la sanción a Ronaldo. No se espera que sea titular, pero sí que tenga minutos como primer recambio ofensivo. El canario podría entrar por Ronaldo y hacer de extremo izquierdo, o derecho con Bale en el otro costado. También podría entrar por Benzema y ser la referencia ofensiva, cayendo el galo a la banda o siendo relegado al banquillo. Por último, en un 4-4-2, en canario podría partir desde una banda, o como delantero, acompañando a Bale o Benzema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s