El Madrid, sin James, pierde mucho más que goles y asistencias

El Madrid no podrá contar con James durante al menos dos meses. El colombiano, que se fracturó un dedo del pie en el partido contra el Sevilla, estaba siendo uno de los mejores jugadores del Madrid en la presente temporada. James aterrizó en la capital de España tras tener una actuación muy destacada en el Mundial de Brasil. El cafetero, que también había brillado en los últimos meses de competición con el Mónaco, fue el máximo goleador del torneo, además de uno de los mejores jugadores. Sin Falcao, lesionado, el ‘10’ blanco se echó el equipo a la espalda y lideró a su selección. Colombia realizó un papel excelente en el campeonato del Mundo, y gran parte de culpa de ello tuvo James. Al igual que con su selección, Rodríguez también ha sido pieza clave en los títulos que ha disputado con su equipo, el Real Madrid: Supercopa de Europa y Mundialito. Tras un pequeño periodo de adaptación, James comenzó a dejar su sello en el actual campeón de Europa. Su adaptación a la posición de interior, totalmente nueva para él, fue muy rápida, integrándose en el engranaje blanco a la perfección. Ancelotti depositó en el cafetero una gran confianza, y este se la ha devuelto con creces. Muchos goles, muchas asistencias y sobre todo muchas tardes y noches de fútbol de muchos quilates.

Tras un pequeño periodo de adaptación, el colombiano se hizo rápidamente con un rol clave dentro del equipo

James ha sido uno de los principales artífices del bueno juego que ha experimentado el Madrid de Ancelotti esta temporada, además de pieza clave en la excelente racha de victorias consecutivas que logró el equipo. Con su baja, Ancelotti pierde un jugador que sin hacer ruido se ha hecho imprescindible en el equipo, ya sea como interior o volante. En ataque el jugador ha destacado por su excelente capacidad asociativa, por escalonarse muy bien con Isco y Kroos ocupando los espacios libres en banda o en la zona del ‘10’, por sus asistencias y por sus goles, haciendo un gala de una gran llegada al área rival.

Su baja abre la puerta de la titularidad a Illarra o Khedira y asienta más todavía a Isco como titular. Individualmente, uno de los jugadores más perjudicados es Bale, quien tendrá más trabajo de repliegue, ocupando la banda derecha cuando Ancelotti opte por el 4-4-2

Un jugador muy polivalente

James ha jugado como interior y como extremo por ambas bandas

Sin James el Madrid pierde a un futbolista que podía desenvolverse en varios puestos. El cafetero comenzó la temporada jugando en el sitio que dejó Ángel Di María con su marcha hacia tierras inglesas. Rodríguez se instaló en el puesto de interior izquierdo, al lado de Kroos –pivote- y Modric –interior derecho. A pesar de no haber jugado nunca ahí, James se adaptó y en pocas semanas comenzó a dar un gran rendimiento. A pesar de haber sido siempre uno de los líderes de los equipos en los que ha estado, James aceptó con tremenda humildad el nuevo rol que Ancelotti tenía para él, y sin dudar ni protestar se puso el mono de trabajo y comenzó a sumar kilómetros de trabajo en sus piernas con mucha voluntad para adaptarse lo más pronto posible. Pero James no solo ha sido útil para Ancelotti en esa posición. El colombiano también ha jugado en el otro interior, el derecho, además de cómo extremo en ambas bandas, siempre dentro del 4-3-3 con el que Ancelotti comenzó la temporada. Con el cambio en algunos partidos a al 4-4-2, James ha jugado como volante tanto por la izquierda como por la derecha.

Asistente y goleador desde la distancia

El Madrid pierde a un jugador que estaba siendo clave para Ancelotti. El italiano era un gran admirador del multifacético James. El colombiano aportaba mucho al equipo. Pese a ser un jugador superdotado técnicamente no dudaba en ponerse el mono de trabajo para correr sin balón. Además de ello con el balón en los pies era un auténtico lujo. James dominaba a la perfección el toque de balón con su zurda, ya fuese para pasar, asistir, disparar, controlar o regatear.  Sin balón, pero en ataque, Rodríguez poseía una gran lectura táctica del juego, moviéndose entre líneas, cayendo a banda, dando apoyos al poseedor del balón o moviéndose a una zona libre. Él casi siempre tomaba una decisión correcta.

12 goles y 11 asistencias contemplan a James, que ha sido mucho más que números

Más allá de su aporte al colectivo, James ha brillado también en el apartado estadístico. A pesar de jugar mucho más alejado del área de lo que él siempre ha jugado, el cafetero ha conseguido un gran número de goles y asistencias. En los aproximadamente 2400 minutos que ha disputado ha marcado 12 goles y repartido 11 asistencias, unos números espectaculares. Su excelente llegada y remate, unido a una gran visión de juego y un sublime toque de balón, han hecho que el colombiano haya contribuido al equipo desde la estadística.

Sin Modric, un puesto para tres jugadores

Ancelotti tiene varias alternativas para suplir a James en el once. A principio de temporada, o más bien, el equipo que empezó la temporada, contaba con un relevo natural y de características similares al colombiano: Isco. Ancelotti tenía en el malagueño el relevo perfecto para James en caso de que este tuviera algún percance. Sin embargo, con la lesión de Modric, Isco se rehízo así mismo, se puso el mono de trabajo y se adaptó a una posición nueva para él.

Khedira e Illarra son las principales opciones para ocupar el puesto de James

Ahora, con Isco de titular y sin Modric aún disponible, Ancelotti tiene tres alternativas para suplir durante el próximo mes a James. Isco adaptará su rol de interior de vuelo, pero en el once podrá hacerlo Illarramendi, Khedira o Jesé. Con los dos primeros Ancelotti se asegura más control y equilibrio defensivo. Tanto el alemán como el español podrían jugar en el doble pivote dentro del 4-4-2 con Isco y Bale en banda, o hacerle de interior derecho, con Isco en el lado izquierdo. Asier y Sami competirán pues por un puesto al igual que han hecho durante la sanción a Ronaldo que supuso además el adelanto de posición de James. La otra opción, con menos posibilidades, es la de introducir a Jesé. El equipo ganaría verticalidad y velocidad, pero perdería mucho equilibrio y trabajo defensivo. El canario jugaría en una de las bandas, con Bale en la otra y Kroos e Isco formarían el doble pivote. Lucas Silva, recién llegado y aún sin ritmo de competición sería una opción más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s