Canto al fútbol en San Mamés

Athletic Club de Bilbao y Fútbol Club Barcelona nos regalaron anoche un magnífico espectáculo en el Nuevo San Mamés. Ambos equipos siendo valientes desde el inicio, presionando intensamente y tratando bien al balón: fue un canto al fútbol. Un encuentro de un ritmo frenético en el que el Barça de Luis Enrique demostró el gran momento de forma en el que vive y se impuso por 2 goles a 5 a un Athletic que no perdió la fe y que hizo gala de su orgullo y su carácter para pelear hasta el final.

Con este cartel el espectáculo estaba asegurado.

Con este cartel el espectáculo estaba asegurado.

Desde la derrota en Anoeta ante la Real Sociedad y la supuesta división del técnico Luis Enrique con los dos fenómenos de la plantilla (Messi y Neymar) el Barcelona es otro. Un equipo con más actitud, más solidario en el campo, con más recursos en ataque (ataque posicional o transiciones). Ahora sí son un grupo unido, con las ideas claras y la ambición para ganarlo todo. Y así se presentaban en San Mamés para competir ante el Athletic de Valverde. A priori el encuentro sería muy disputado y el Barça lo tendría difícil para ganar y acercarse al Real Madrid en la clasificación. Pero, si en los anteriores encuentros habían trabajado bien sin balón, siendo peligrosos al contragolpe y mostrando una gran actitud, anoche añadirían esa creatividad cerca del área y una gran precisión y velocidad para circular el balón que se convirtió en una borrachera de fútbol y arte que se exhibía por momentos en San Mamés. Un vendaval en el que la pelota volaba por el campo en poder del Barça y ante el que el Athletic poco pudo hacer.

Los jugadores del Barça disfrutaron anoche jugando y celebrando los goles.

Los jugadores del Barça disfrutaron anoche jugando y celebrando los goles.

Desde el inicio los leones trataron de incomodar al Barça, rompiendo de raíz la construcción de su juego y presionaron la salida del balón muy arriba. Valverde fue valiente y colocó la línea defensiva tremendamente adelantaba e ideó un partido en el que, con esa presión del equipo y la que aporta la afición desde la grada, el Barça no lograra asentarse en el campo. Y a partir de ahí obligarlo a defenderse y atacarle de forma fulgurante, con entradas por banda que encontrasen a Aduriz en el área. Durante los primeros minutos lo logró. Pero Messi tuvo la suerte de que un lanzamiento de falta de suyo rebotara en la barrera y se convirtiera en el 0-1. Con este gol el Barça ganó en confianza. Fue el punto de inflexión clave para que comenzara el ‘show time culé’.

Los leones mordieron en la presión desde el inicio.

Los leones mordieron en la presión desde el inicio.

Aunque el plan del Athletic no cambiaba. Seguían mordiendo para recuperar el balón y pusieron en apuros a Bravo con jugadas a balón parado. El problema era que, cuando presionas de esa forma decides dejar espacios, entendiendo que el rival no los va a conseguir aprovechar porque no superará el pressing, pero este Barcelona ha añadido a su juego de posición una enorme capacidad para montar transiciones -lo que le hace ser un equipo poderosísimo- y una y otra vez conseguían salir al contragolpe. Y así llegaría el 0 a 2 en el marcador. Obra de Luis Suárez, que acababa con su ‘gafe’ particular. El uruguayo es un martillo cuando tiene espacios; Rakitic se siente más cómodo en ese estilo; y Messi y Neymar son dos fenómenos que crean juego en una baldosa, así que, cuando se ven a campo abierto, resultan imparables.

Luis Suárez acabó con su 'gafe' goleador.

Luis Suárez acabó con su ‘gafe’ goleador.

En la segunda mitad ningún equipo bajó el pistón: el Athletic seguía presionando asfixiantemente y el Barça combinaba la velocidad de crucero en ataque para explotar al ‘Big Three’ con posesiones largas lideradas por un magistral Xavi Hernández. Y en estas apareció Mikel Rico para aprovechar un error defensivo de Mathieu –que sufrió bastante con Aduriz anoche y perdió la posición en varias ocasiones- para recortar distancias en el luminoso y meter de nuevo a los leones en el partido. Pero una vez más los culés hicieron gala de su pegada y abrieron brecha en el marcador con dos tantos más. Hecho que no hizo claudicar al Athletic, que seguía corriendo detrás del balón con raza hasta lograr de la mano de Aduriz, y en un nuevo error de la zaga del Barça, el 2-4. Después llegaría una dura entada de Etxeita sobre Suárez que le costó con la roja y la necesidad de su equipo de dar un paso atrás y aceptar la derrota.

Aritz Aduriz fue una pesadilla anoche para la zaga culé.

Aritz Aduriz fue una pesadilla anoche para la zaga culé.

Desde ese momento hasta el final el Barça sería dueño y señor de la posesión y continuaría atacando la portería de Iraizoz con jugadas elaboradas y de una gran creatividad y fantasía en los últimos metros. Con la misma que el genio Leo Messi firmaría un magnífico partido de fútbol, dejando una jugada cargada de poesía en la frontal del área, escondiendo la pelota y regateando con ella a la defensiva rival como cuando jugaba en el patio del colegio, para asistir la llegada en segunda línea de Sergio Busquets –que un día más demostró que está a gran nivel y que es fundamental para el equilibrio del equipo-y este a su vez entregar a Pedro el 2 a 5 definitivo. De esta forma se echaba el telón en San Mamés de una noche inolvidable de fútbol.

El genio rosarino cerró la noche con una jugada llena de poesía futbolística.

El genio rosarino cerró la noche con una jugada llena de poesía futbolística.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s