¿Por qué, Bielsa?

Se cumplen 4 años desde que Marcelo Bielsa dejó la dirección técnica de la selección chilena. Hasta la fecha muchos se siguen preguntando por qué la marca que dejó el entrenador en dicho país – como en casi todos por los que ha pasado- es indeleble en el tiempo, en el sentimiento del hincha y, por qué no, de los colectivos de cada lugar donde al rosarino le ha tocado trabajar.

Es curioso cómo en ciertas situaciones el resultado puede pasar a un segundo plano; Bielsa no es un gran ganador de títulos (cinco, contando un sudamericano sub 23), pero (y pese a eso) tiene el respeto de todos y la admiración de todos (que debieran ser todos).

¿Por qué? Porque Bielsa es un tipo obstinado que opera desde la decencia y la honestidad, porque siente como suyos los activos del club cuando le toca asumir ese rol (como en el episodio de las obras en Bilbao).

Por practicar un fútbol valiente, honesto, combativo, sin victimización ni especulación. Porque el objetivo siempre es el mismo: ganar; el mecanismo siempre es el mismo: protagonizar; la herramienta siempre es la misma: recursos nobles y fútbol ofensivo, ¿no se trata de eso el fútbol?

Porque asumió la rebeldía como bandera, desde que era un niño, abrazado a la bota de un oficial que no le dejaba patear un córner y se fue detenido. Porque se negó a irse de la comisaría sin su amiga, la pelota. Porque reivindicar la actitud “punk”.

Porque cuando asumió en el Espanyol dejó la cláusula abierta por si Argentina lo requería; porque después del fracaso del mundial de Corea y Japón, en 2002, dio la cara ante toda una nación, asumió la responsabilidad y siguió al mando, contra lo mucho que tenía en contra. Porque se retiró después de ganar los Juegos Olímpicos, cuando la albiceleste nunca había llegado a la cima del olimpismo en el fútbol. Porque regaló dos millones de dólares a la dirigencia de su amado Newell’s Old Boys para construir un centro para sus jugadores, con la exigencia que no apareciera su nombre en ningún lado (lo que, claramente, no se respetó).

Por invertir su tiempo para generar recursos para remodelar Juan Pinto Durán, centro de entrenamiento de las selecciones chilenas. Por valorar lo que, generalmente, el mundo del fútbol desprecia. Por no evitar el choque con sectores del periodismo que buscan generar conflictos, aduciendo que el rol de la prensa debe vincularse con la educación.

Por no contar con los refuerzos que se le prometieron, lo que denunció, y pese a eso, ser capaz de transformar un equipo alicaído, en uno capaz de pelear mano a mano la Ligue 1 con equipos de presupuesto sideral y no poner el recurso humano como excusa.

Porque son los mismos jugadores que han pasado por sus manos, quienes se han encargado de construir una imagen

Por ir de frente con el hincha, con la autoridad, por la transparencia, por dignificar la pasión de todos nosotros.

Como se dijo, los títulos no avalan a Bielsa. No es un técnico “ganador”. En tiempo donde la polarización entre supuestos “pragmáticos” (Mourinho, Simeone) y “estetas” (Guardiola, Wenger), Bielsa se posiciona como una mixtura precisa entre la necesidad de triunfo y la nobleza de los recursos, que en la mayoría de sus experiencias, ha sido acotado.

Porque a Bielsa se le admira por lo que ha hecho con su vida, pero se le quiere lo que ha hecho por la de uno.

“El Loco” es un tanque de oxígeno a la actividad del fútbol. Que los videos de sus charlas y diálogos con sus jugadores sean motivos de atracción para los medios periodísticos alrededor del mundo, no es una casualidad. Bielsa cosecha lo que ha sembrado con la pala y el azadón del trabajo, de la honestidad y de la integridad, cuando ha podido optar por ser uno más.

Porque Bielsa nunca ha renunciado a ser él. A los valores, aunque le resulten inconvenientes.

Porque Chile le agradece. Argentina y Bilbao, también.

Don Marcelo Bielsa, el fútbol le agradece.

Artículo realizado por Cristobal Rojas (@cristobalrojas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s