Cambios en Anfield

Primavera de 1990, debemos remontarnos a esa fecha para encontrar la última ocasión en la que el Liverpool se proclamó campeón de liga en Inglaterra, claro que aún quedaban dos años para que se cambiara su nombre a Premier League, puesto que hablamos de la First Division. Cuando echamos la vista atrás podemos ver la cantidad de jugadores de talla mundial que han pasado por Anfield y no han podido alzarse campeones del trofeo de la regularidad, esta mala racha estuvo a punto de finalizar la pasada temporada, pero el destino castigo cruelmente a un jugador que simboliza todo lo que es el Liverpool FC.

La temporada 2013/2014 fue un soplo de aire fresco para la clasificación de la Premier, por primera vez desde que se disputa el formato Premier League el Manchester United no finalizó entre los tres primeros clasificados; pero si tenemos que destacar a un equipo este es sin dudas el Liverpool, con permiso del campeón Manchester City. Muy pocos podían imaginar al principio de temporada que los de Brendan Rodgers iban a llegar al final de Premier con serias opciones de ganar el título.

Un Liverpool muy ofensivo en la 13/14

Sterling se consagró a la sombra de Suárez y Sturridge

El técnico norirlandés consiguió armar un bloque muy ofensivo, juntando en la delantera a Daniel Sturridge y Luis Suárez, que pese a iniciar el curso futbolístico seis partidos más tarde por sanción se alzó Bota de Oro con 31 goles. A la pareja de ataque lo acompañaba en banda Raheem Sterling, que vivió la temporada de su consagración y fue premiado con el Golden Boy; la magia corría a cargo de Coutinho, el brasileño fue el enlace perfecto entre la sala de máquinas y la delantera.

El centro del campo siempre que estuvieron disponibles fue para Steven Gerrard y Jordan Henderson. El ex del Sunderland ha visto como su importancia en el juego de los reds ha crecido exponencialmente y esta temporada es un jugador clave. El acompañante de ambos estuvo repartido entre Lucas Leiva y Joe Allen, ambos aportaron equilibrio al centro del campo cuando los teóricos titulares no estaban disponibles para Rodgers.

La nota negativa del Liverpool la puso la defensa, que no supo estar a la altura de la gran delantera con la que contaban y vieron como su casillero sumaba 50 goles en contra al final de temporada, una cifra demasiado elevada para un equipo que aspira a ser campeón. Además, Mignolet no aportaba confianza suficiente a los aficionados reds, es significativo el hecho de que el Liverpool intentó incorporar a Víctor Valdés, a pesar de su importante lesión  y convertirlo en su portero titular.

El sueño estaba cada vez más cerca, tras vencer al Manchester City en casa en un partido antológico, la posibilidad de levantar el título veinticuatro años después estaba a tiro de piedra si lograban vencer al Chelsea en casa, un Chelsea sin opciones de ganar la Premier, pero que iba tener un papel decisivo en el destino de está.

El Chelsea y el penalti de Gerrard, adiós Premier

La clave del éxito red estaba en los arranques intensos, sabiéndose conocedores de su enorme potencial en ataque y de su limitada capacidad defensiva, el Liverpool tenía como arma principal adelantarse en los primeros quince minutos de juego y que el partido entrará en una dinámica controlada por ellos, pues era habitual que anotara uno o dos goles en el primer cuarto de hora. Mourinho supo controlar los arranques intensos y colocó un bloque defensivo en su visita a Anfield. El nerviosismo comenzó a palparse en los jugadores reds y no se sabe bien si fruto de ese nerviosismo o simplemente un error en el momento menos indicado, Steven Gerrard resbaló permitiendo a Demba Ba anotar para el Chelsea. El golpe fue demasiado duro para el Liverpool, que no consiguió tan si quiera anotar un solo gol y acabo perdiendo el choque por dos goles en contra; ya que Willian cerró el partido en el minuto 90, con un gol a la contra dado que el Liverpool entero se fue al ataque de manera desesperada.

Todo había cambiado para el equipo rojo de la ciudad bañada por el río Mersey, de repente y sin esperarlo el despertador sonaba de manera estridente, todo había sido un sueño que el Chelsea finalizó en pesadilla. La temporada la finalizaron en segunda posición, algo que al principio de curso parecía una utopía, pero que en mayo de 2014 parecía un premio de consolación; pues si algún equipo realmente mereció ganar ese torneo fue el Liverpool.

La salida de Luis Suárez y los refuerzos

El mercado de fichajes veraniego fue bastante movido en las oficinas de Anfield Road, la primera operación que se materializó fue la salida de Luis Suárez, el hombre clave en la temporada de la sorpresa del Liverpool ponía rumbo a Barcelona, dejando en las arcas de los reds 81 millones de euros que inmediatamente se pusieron en el mercado, con el objetivo de armar una plantilla competitiva para afrontar las cuatro competiciones que iniciaban en la temporada 14/15, pues después de cinco años iba a volver a sonar el himno de la Champions en un templo del fútbol como es Anfield.

Brendan Rodgers fijó su mirada en el Southampton, que tras realizar una notable temporada vio como sus jugadores más importantes ponían rumbo a las mejores plantillas de Inglaterra. El vuelo destino aeropuerto John Lennon de Liverpool lo tomaron tres jugadores, Lambert volvía a la que fuera su casa, Adam Lallana tras ganarse un hueco en la selección que participó en el mundial dio el salto a un grande y por último Dejan Lovren llegaba para hacerse con el puesto titular de central; ya que Daniel Agger retornó a la liga danesa.

Muchos de los fichajes del Liverpool el pasado verano fueron jugadores muy jovenes

El objetivo del ex técnico del Swansea se centro en armar un equipo a largo plazo, se pudo comprar perfectamente en la cantidad de jóvenes jugadores que ficharon, entre los que encontramos a Alberto Moreno; deseado por media Europa y que no debería encontrar demasiados problemas en ser jugador referencia en la banda durante los próximos años. Javier Manquillo también cambió España por Inglaterra, pero en forma de cesión ya que sigue siendo propiedad del Atlético de Madrid. Emre Can y Lazar Markovic son dos de las grandes promesas de la generación del 94, que sumadas a Sterling permiten al Liverpool fijar sus expectativas en el tiempo y no en resultados inmediatos, lo que se ha podido observar al inicio de esta campaña.

Un fichaje que no fue del todo entendido por los aficionados reds, fue la incorporación de Mario Balotelli. Nadie pone en tela de juicio la capacidad técnica del italiano, pero bien es cierto que sus constantes excentricidades lo han convertido más en un personaje mediático que en el genial futbolista que podría haber sido. Buena muestra de ello es lo tardío que fue su primer gol en Premier con los reds, hubo que esperar hasta la jornada veinticinco para ver puerta.

 La temporada 14/15

¿Qué ha fallado esta temporada? ¿Qué ha ocurrido para que un equipo que finalizó en segunda posición ahora fije como máxima meta la cuarta plaza? Esta son algunas de las preguntas que podemos hacernos si seguimos la trayectoria de los de Anfield esta temporada.

En primer lugar una amplia reestructuración de la plantilla como la que se ha producido en el Liverpool,  conlleva necesariamente tiempo para dar sus frutos. La temporada para los de Anfield se antojaba difícil desde un primer momento, aunque no por ello dejaba de ser ilusionante.

Sin Suárez y con Sturridge lesionado el Liverpool ha estado muy mermado arriba

La baja de Luis Suárez y la mala fortuna con la que han contando los cinco veces campeones de Europa es un factor a tener en cuenta. El uruguayo fue pieza indispensable en los esquemas de Rodgers y su marcha al Barcelona dejaba al equipo sin su principal baza en el ataque; además los cinco meses de baja de Daniel Sturridge debido a tres lesiones consecutivas, han mermado la faceta goleadora. Balotelli, Lambert y Borini no han sido capaces de mantener un ritmo goleador eficiente, siendo Sterling con cinco goles hasta la fecha el que más ha aportado.

Un cambio significativo en el esquema utilizado por el Liverpool ha sido el paso al 3-4-3, formando en defensa con Sakho, Skrtel y Can. El ex del Bayer Leverkusen ha pasado de ser centrocampista a lateral derecho, siendo el gran sacrificado Javier Manquillo; que ha pasado de ser titular al ostracismo del banquillo desde el mes de diciembre. Siempre que las lesiones o sanciones lo permiten, la línea de cuatro esta formada por Alberto Moreno, que ha pasado de lateral izquierdo a interior, centro del campo para Henderson y Gerrard, el 14 del Liverpool debe ir asumiendo galones en el equipo, pues tras la anunciada marcha de Stevie en junio pasará a ser el capitán de la nave red. Debido a la reciente lesión de Leiva, que estaba cuajando grandes actuaciones, Allen y Markovic están gozando de más minutos, el croata no esta defraudando y su aportación al equipo comienza a crecer exponencialmente.

La zona de ataque es la que más quebraderos de cabeza le ha provocado a Brendan Rodgers, actualmente y tras la recuperación de Sturridge goza de varias opciones, siendo su preferida jugar con Coutinho, Sturridge y Sterling; pero siendo habituales Lallana y Balotelli, el italiano sobre todo en las segundas partes.

El cambio ha sido sustancial, su imagen en Champions ha dejado mucho que desear y tras perder toda opción de luchar por el título de liga en las primeras jornadas, no todo es negativo en el Liverpool. Están en cuartos de final de la FACup, su tercera posición en la máxima competición europea le da derecho a jugar Europa League; donde se medirán al Salzburgo en dieciseisavos de final y en liga están sumergidos en la lucha por la cuarta plaza.

Todos en Anfield desean demostrar que su buena temporada pasada no fue un oasis en el desierto, quieren mostrar que el Liverpool esta de vuelta y que tiene futuro para competir y codearse con la élite de Inglaterra y Europa.

 

Artículo realizado por Carlos Martínez @Carlosmm10 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s