Presión y desconexión

El FC Bayern München se presentaba en Do Dragao con un conjunto mermado por las lesiones. Consciente de que no está en el mejor momento desde que aterrizara en Múnich, Pep Guardiola diseñó un sistema que, tratando de tener la posesión (fútbol control), neutralizara la intensidad y energía (acción) que el FC Porto de Lopetegui imprimiría en su estadio, y pudiera competir de la mejor forma posible, teniendo la vuelta en Alemania.

Porto150415

FC Porto – FC Bayern München: partido de ida de los cuartos de final de UEFA Champions League.

 Pero nada de esto salió como el de Santpedor esperaba. El gran trabajo sin balón de los portugueses y la poca finura de su equipo, cortocircuitaron la salida desde atrás del conjunto bávaro, y con ello su sistema se desvaneció. El Bayern se mostró impotente, sin respuesta ni recursos ante la falta de anchura y espacios. Ese atasco, sumado a la serie de errores individuales, decantaron el partido a favor de los locales (3-1).

El juego interior

Ante la falta de la pareja Robben-Ribéry, a Guardiola no le ha quedado otra que potenciar aún más el juego por el centro. La vuelta de Thiago Alcántara y Lahm son muy importante para ello. Pero el alemán aún está recuperando el nivel, Xabi Alonso no tuvo su día, y el hispano-brasileño no puede jugar solo. Así que, la sala de máquinas del Bayern no funcionó en Oporto. El equipo no tenía motor, no se asentaba en campo rival, y no dominaba con solvencia.

ataque bayern

El juego interior del Bayern estaba atascado y no existían recursos alternativos (juego por fuera o envíos largos).

El sistema era el clásico 4-3-3 en fase defensiva, que se convierte en un 3-4-1-2 flexible en la ofensiva. Los laterales (Rafinha y Bernat) se incorporan al medio, Xabi Alonso se incrusta entre los centrales (Boateng y Dante) para saca el balón, Lahm y Thiago hacen de interiores, Götze es el pico de diamante de un rombo formado en el medio, y los puntas (Lewandowski y Müller) se abren al inicio para acabar llegando al área a rematar.

La aparición de Franck Ribéry en la vuelta puede ser clave para el Bayern

Eso fue lo que el Bayern de Pep intentó desarrollar en el césped de Do Dragao. Sin embargo, los mecanismos de salida de balón se vieron alterados, no había la amplitud necesaria, ni existía ese primer pase que conectara con la medular e hiciera al equipo llegar en conjunto a la divisoria. El efecto embudo separaba a sus jugadores, que no se ordenaban a través del balón. Por lo que, no eran algo indisoluble y todo el sistema se vino abajo.

La presión adelantada

Julen Lopetegui es un técnico joven, pero muy preparado y que conoce muy bien cómo funcionan los mecanismos de equipos con influencia en el ‘Cruyffismo’. Sabe de primera mano -dirigió a la Sub-21 española- que la clave principal para frenar un sistema así es lograr la desconexión del mismo desde su raíz. Es decir, evitar que tengan fluidez en la salida, y se instauren cómodamente en campo rival para iniciar el juego de posición.

El trabajo sin balón del Porto para incomodar al Bayern fue magnífico.

El trabajo sin balón del Porto para incomodar al Bayern fue magnífico.

El Porto ejecutó de maravilla la presión adelantada sobre la salida del balón del Bayern durante todo el partido, y fue éste el principal motivo de la dinámica favorable para los locales que el encuentro adquirió. Lopetegui diseño una ocupación de espacios adelantada en la que su equipo nunca tenía inferioridad numérica frente a los bávaros. Y, una vez que robaban, atacaban con velocidad o, como en la segunda mitad,  pausa para oxigenarse.

El Porto deberá repetir este gran trabajo sin balón en el Allianz

En el Allianz Arena el Bayern buscará la remontada, pero lo hará sin precipitación. Desde el inicio intentará salir bien desde atrás, dominar el juego y atacar con sentido. Aunque esta vez deberá evitar los errores individuales no forzados, lograr una mayor velocidad en la circulación, tanto en la salida como en campo rival, y aprovechar más el juego por fuera. La vuelta de Ribéry, y las bajas de Danilo y Álex Sandro pueden ser claves ahí.

Anuncios

3 Respuestas a “Presión y desconexión

  1. El francés recuperó el nivel y demostró su importancia para el Bayern hace algunas semanas, pero volvió a caer lesionado. Que esté el martes, y medianamente bien, es clave para poder desbordar por fuera y desequilibrar por dentro… Totalmente de acuerdo en cuanto a lo de que Julen se impuso a Pep en el round 1. La remontada está muy complicada… Ahí te dejo lo que escribí sobre Ribéry hace poco > https://garrinchamagazine.wordpress.com/2015/03/05/ribery-esta-de-vuelta/ Un saludo 😉

    Me gusta

  2. Pingback: Crónica Diario AM 17/04/2015 Las IDAs de los Cuartos - DiarioAM·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s