Hakan Çalhanoglu, el Pantic de Leverkusen

Dice Pep Guardiola que Roger Schmidt es una de los mejores técnicos del panorama actual y que le maravilla cómo prepara a sus equipos. Ex entrenador del Red Bull Salzburgo las dos últimas temporadas, lo cierto es que está completando una temporada brillante en ésta su primera al frente del Bayer Leverkusen.

Con bastante poca creatividad en el doble pivote, su gran arma reside en los planteamientos tácticos, marcados por su enorme y bien estudiada presión en todo el campo y sus transiciones defensa-ataque que serían bastante más difíciles sin la calidad que atesora su línea de tres media puntas por detrás del delantero: de derecha a izquierda, Bellarabi, Çalhanoglu y Son.

 

Aunque nacido en Alemania (en Mannhein, concretamente), Hakan Çalhanoglu es turco de origen y, de hecho, eligió ser internacional por el país de sus padres, haciendo su debut oficial en 2013.

Ocupa el sector central, por detrás del delantero centro, en ese 4-2-3-1 que aplica Schmidt al Bayer Leverkusen y, desde ahí, organiza, pasa y llega a gol. Dentro de ese fútbol de presión y transiciones rápidas que tanto admira Guardiola, Çalhanoglu se ha convertido este año en pieza clave.

Muy dotado técnicamente y con notable llegada a la portería contraría (su gol al Atlético de Madrid en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Chamions League es un ejemplo perfecto de su juego), su otra gran virtud es el saque a balón parado: ya sea para lanzamientos directos a portería o para centros a sus compañeros, su pie derecho es un auténtico guante.

Quien lo vea jugar y tenga la suficiente edad para haber visto jugar a Milinko Pantic, creo que no podrá evitar la comparación entre ambos. Cierto es que hay algunas diferencias: en su gran época en el Atlético, Pantic jugaba con un solo medio centro por detrás y dos puntas por delante, lo que le obligaba a bajar un poco más a por la pelota para construir el juego; por su parte, Çalhanoglu juega con dos medio centros por detrás y un solo punta por delante. Tal vez, sea una parte de la explicación de que el turco tenga más llegada a gol que el serbio pero, al margen de la posición sobre el terreno de juego, también hay algo de características del jugador.

Pero, en líneas generales, Çalhanoglu es un jugador muy parecido a Milinko Pantic: (casi) misma posición, buenas cualidades organizativas y como pasador y excelente lanzador a balón parado. Desafortunadamente, sobre todo, para aquellos que vimos en el Calderón sus mejores años, Pantic duró poco en la élite: llegó al Atlético de Madrid con 29 años, de la poco seguida Liga griega, y se fue con 32, al modesto Le Havre francés.

El caso de Çalhanoglu es completamente diferente: con 21 años recién cumplidos, ya he llegado a una Liga de las más potentes de Europa y a un equipo de considerable nivel. Tiene toda su carrera por delante y, a poco que le acompañe la suerte, en un equipo y/o liga de superior nivel.

 

Artículo realizado por @mattletisier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s