A la sombra del gol

De casualidad. Así se presentó Javier Hernández ante Europa un 8 de agosto de 2010 y así describía un narrador sudamericano el gol que suponía el 2-0 en la Community Shield que se llevaría frente al Chelsea. Y no fue casualidad. De rebote, con la cara lo marcó, pero eso daba igual, no podía ser más representativo de su propia esencia. Ese gol lo marcaba con el alma, un alma de delantero que vive del gol como un mosquito de la sangre y que le hacía saber que esa pelota entraría, aunque antes le diera un ridículo bofetón.

chicharo

El esfuerzo ha sido innegociable en la carrera de Chicharito

Y así gestó su propia carrera, sumando el sacrificio personal a una fe inquebrantable, adquiriendo dominio táctico en el área y potenciando las cualidades físicas que le cubrían de un halo especial. En definitiva, había nacido para ser delantero, y en Manchester crecían los ecos que hablaban del Ole Gunnar Solskjaer de una nueva generación. Su humildad, trabajo y mente fría le adaptaron para un papel que el noruego había dibujado a la perfección y que Sir Alex Ferguson, probablemente por una cuestión de egos, adolecía en su plantilla. “Chicharito” se convertía así en el delantero cumplidor – más que en el suplentón – que hacía de los minutos 80 y los goles postreros un arte que emocionaba. Y cumplió. Pero tras 5 temporadas y con 60 goles ya en la saca, la llegada de Falcao a una delantera superpoblada hizo plantearse al joven Javier que a sus 26 años ya era hora de buscarse una nueva aventura. Y en Madrid su currículum sonaba como música celestial.

.

Chicharito vino a Madrid a jugar el papel de Morata

Desde Mayo sabían ya que era necesario cubrir un puesto en la delantera, pero hasta el último día de traspasos esperaron a Javier. Y es que la baja de Álvaro Morata no era fácil de cubrir. Un chico que había mamado el madridismo, que había guiado al filial en el ascenso y que era señalado de entre la camada como el “especial”. En la dupla con Joselu, Álvaro ponía la clase y el del Hannover, como “Chicharito” hacía de killer. Era difícil no fijarse en la calidad que atesoraba ese 1’90, y Mourinho lo hizo. Morata fue su delantero cumplidor, y supo sufrir. Sacó 3 puntos de oro en Levante y ante el Barcelona con los suplentes dio un recital bajando balones y generando superioridad. La hinchada, que desde su debut en Zaragoza había visto en él al nuevo Raúl, comenzó a darle más créditos que a un Benzema que nunca les había convencido. Pero la sombra del fútbol de Karim Mostafa es alargada, y pronto le relegó de nuevo al banquillo. Sabiendo que le había llegado la hora, Álvaro hizo las maletas y abandonó Chamartín.

Y como su homólogo mexicano, Morata no buscó en Turín un reto sencillo. Ambos son jóvenes y sienten que aún tienen mucho que demostrarle al mundo del fútbol, y trabajan a destajo para que así sea. El madrileño llegó a la Juve como el fichaje más caro desde el “Moggigate”, y a pesar de enfrentar una afición exigente, se sobrepuso al palo de una lesión inicial y en los últimos meses se ha consagrado no sólo como titular, sino como el referente de los bianconeri. Camino similar el del “Chícharo”, que sabía que tendría las oportunidades contadas de Morata, con el déficit de no ser el ojito derecho de la grada. Y de casualidad, quizá como comienza esta historia, Javier se hizo un hueco entre lesiones para cubrir la heroica gesta para la que estaba destinado. Y de casualidad, o quizá no, Álvaro y Javier se encuentran en toda una semifinal de Champions después de haber sufrido las sombras del gol en su carrera. Porque cuando ante el Dortmund uno y el Atlético el otro empujaron la pelotita a la red, se pudo ver por un segundo cómo se giraban contrariados. Creían que alguien les llamaba. Era la grada, y gritaba gol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s