El Madrid de Raúl pudo con la Juve de Zidane. Análisis de La Séptima

Jupp Heynckes salió con su 11 de gala. Un 11 compuesto por jugadores veteranos y con experiencia como Illner, Sanchís, Hierro, Redondo o Mijatovic, mezclados con juventud, desparpajo e inexperiencia de la mano de Raúl, Morientes o  Seedorf. Tras una malísima temporada liguera, el Madrid tenía ante una Juve que partía como favorita una inmejorable oportunidad de salvar el año y conquistar el máximo título continental a nivel de clubs muchos años después. Para ello Heynckes dispuso a sus hombres en torno a un 4-4-2 en el que por delante de la defensa de cuatro (Panucci, Hierro, Sanchís, Roberto Carlos), estaban dispuestos Redondo y Karembeu con Seedorf a la derecha, Raúl a la izquierda y Morientes y Mijatovic como hombres más adelantos.

Exhibición italiana de la mano de Zidane en los primeros minutos

Zidane exhibió su magia durante los primeros minutos, luego se diluyó

La Juve salió en tromba, juntando muchos hombres en las inmediaciones del área, llegando por las bandas y por el centro y dando continua sensación de peligro. En torno a un 3-4-1-2, los italianos dominaron claramente los primeros 15 minutos del encuentro de la mano de un genial Zidane que hacía jugar a los suyos espléndidamente. Davids llegaba desde atrás, los carrileros se incorporaban y Del Piero e Inzaghi permanecían atentos en el área.

El Madrid solo podía salir a la contra cuando los ataques juventinos se estrellaban en la defensa blanca, o en Hierro, especialmente inspirado. Mijatovic, Raúl y Morientes salían y algún centrocampista se soltaba, pero la Juve siempre tenía hombres atrás para nunca recibir las rápidas acometidas blancas en inferioridad. Los tres centrales, más algún carrilero y Deschamps basculaban y hacían que las contras del cuadro merengue nunca crearan peligro.

Tras la sacudida inicial el Madrid se suelta e iguala el dominio

El Madrid sufrió los primeros 15 minutos, luego todo quedo más igualado

La Juventus inquietó mucho los primeros minutos, acosando el área de Illgner y llegando mucho de la mano de Zidane. Pero tras esos primeros 15-20 minutos, los blancos empezaron a controlar el partido y a hacerse dueños del balón, aunque la tónica era más de igualdad en la posesión y en las llegadas, eran los blancos los que mejor estaban sobre el campo. La buena salida de balón de Hierro y los continuos apoyos de Redondo hacían que el Madrid pudiera sacar limpiamente y en corto el balón desde atrás, para empezando desde ahí la jugada organizar sus ataques.

Hierro, bastión defensivo y clave en el inicio de la jugada

Hierro fue uno de los mejores jugadores del Madrid. Sublime en defensa y en la salida

Fernando Hierro realizó un partido muy meritorio. Durante los primeros 15 minutos en los que la Juventus no paró de atacar y llegar al área madridista, el central español fue un muro. Fuerte por alto y excepcional al corte Hierro fue el jugador más destacado de los primeros minutos de la final por el lado blanco. Realizó varios robos a los delanteros italianos abortando jugadas de peligro y desahogó con su magnífico pase largo la presión rival.

En los minutos posteriores al acoso italiano, el Madrid cogió el mando del partido, y ahí también tuvo mucha importancia el ‘4’ blanco. La Juve replegaba y el Madrid salía jugando desde atrás. En esa tesitura Hierro alcanzó una importancia tremenda, pues fue el primer faro. Illgner, Sanchis y Panucci lo buscaban en el inicio de la transición ofensiva y Fernando, sin complejos ni nerviosismos, aceptaba el balón como quien acepta una cerveza en el bar. Su excelente salida de balón ayudó mucho a que el Madrid comenzara a dominar y siempre tuvo a su tocayo Redondo como principal aliado. El argentino hacía lo mismo que el español, pero unos metros más adelante y recibiendo el pase de este. Entre ellos maniataron a la Juve y permitieron crecer a los suyos.

Final igualada, los dos quieren ganar y muestran sus armas

El partido fue muy igualado. La Juve dominó los primeros 15 minutos, pero el Madrid se recompuso y mostró más tesón sobre el verde. Ambos clubs alternaban el dominio sobre el balón y las llegadas. Los italianos no contaron con una noche inspirada y regular de Zidane ni Del Piero, sus dos mejores hombres, pero sí de Davids, que ocupaba mucho campo, llegaba al área y recuperaba con la misma eficacia.

Sin muchas oportunidades claras de gol, las defensas se imponían y los centrocampistas tocaban en busca de un hueco sobre el que meter el balón y dar el pase definitivo para el gol que abriera el marcador. Redondo y Davids eran los más destacados de cada equipo en un partido poco acertado de los delanteros.

El Madrid atacaba sobre todo por la banda izquierda. Redondo, el organizador, al ser zurdo tendía a abrir a ese costado, por donde subía Roberto Carlos y a donde caían Raúl y Mijatovic, creando en muchas ocasiones superioridades que permitieron crear jugadas de peligro. Español y montenegrino intercambiaron muchas veces sus posiciones, metiéndose Raúl hacia el centro y cayendo Pedja a la banda.

Tras el gol de Pedja, la Juve sube líneas y el Madrid repliega

Con ventaja en el marcador el Madrid cedió metros y defendió su portería

El gol de Mijatovic decantó la balanza a favor del Madrid, que pasó los minutos restantes defendiendo, pero sin sufrir en demasía. El cambio de Jaime por Morientes hizo que los blancos tuvieran más hombres en el medio campo pues el español se colocó al lado de Karembeu y RedondoSeedorf continuó en la derecha, ayudando mucho a Panucci y Raúl y Mijatovic quedaban como hombres más adelantados, permutando sus caídas a banda izquierda para ayudar en la transición defensiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s