Messi vs Guardiola, ¿el duelo del siglo?

La historia del fútbol es caprichosa, tanto que ha decidido que una de las mejores parejas formada por un jugador y un entrenador desde que existe este maravilloso deporte, tenga que enfrentarse en un mismo terreno de juego. La Champions será testigo de uno de los duelos del siglo: Pep Guardiola (maestro táctico) vs Lionel Messi (alumno superdotado).

Barcelona v Real Madrid - La Liga

Bayern de Múnich y FC Barcelona ser verán las caras en una eliminatoria de semifinales de la Copa de Europa que pasará a la historia del fútbol, entre otras cosas por el enfrentamiento entre dos de los personajes más influyentes que han existido, y a los que hubo un tiempo que pudimos disfrutar actuando juntos en el mismo bando. Uno con la palabra y otro con la acción nos regalaron una obra eterna e irrepetible.

Sus caminos se unieron

La llegada de Frank Rijkaard con sus ideas y Ronaldinho con su mágica sonrisa, cambiaron el círculo negativo que rodeaba al FC Barcelona a principios del siglo XXI. De la mano de ellos dos llegaría una época corta, aunque intensa, que dejaría huella en la Ciudad Condal. La autocomplacencia del holandés provocó que el equipo se difuminara antes de lo previsto. A la misma vez que esto ocurría emergían dos genios, uno con el balón y dentro del primer equipo (Messi), y otro de la pizarra y en el filial (Guardiola), que auparían un tiempo después al club blaugrana a sus años más gloriosos.

“Si no fuera por Leo Messi entrenaría en Tercera”, Pep Guardiola

Cuando Joan Laporta, por entonces presidente, ofreció el banquillo del Barça al joven técnico de Santpedor, éste lo aceptó sin dudarlo. Se veía con ilusión y preparación para llevar el timón del barco culé. Llegaba de dirigir al filial en Tercera, pero no le temblaría el puso para imponer sus arriesgadas ideas futbolísticas y ser el líder de unos de los vestuarios más complicados del planeta, dentro del cual no había sitio según él para las estrellas del anterior Barça de Rijkaard: Ronaldinho, Deco y Eto’o. Con esta autoridad y personalidad logró rápidamente el respeto de todos los demás.

CONCENTRACIÓN EN ESCOCIA DEL BARCELONA FC

Sin embargo, no siempre ocurren las cosas como uno las planea. O más bien, a veces hay que tener paciencia para exponer las propias teorías. Su idea era la de construir un equipo alrededor del joven Leo Messi, acercando a éste al área, y en quién había detectado unas cualidades especiales, pero ese verano el club no fue capaz de buscar un destino acorde a la exigencias de uno de los mejores nueve de aquel momento, Samuel Eto’o. Por lo que, a Pep no le quedó otra que retrasar sus planes con el crack argentino e incluir al camerunés en sus esquemas.

La pareja de oro

Jugándose su primer título como entrenador (la Liga) y en un escenario como el Santiago Bernabéu, Pep Guardiola decidió que era el momento de demostrar de qué pasta estaba hecha su personalidad y cuál era el alcance futbolístico del habilidoso extremo derecho rosarino. Aquella tarde recuperó y actualizó la célebre posición del ‘falso 9’ en la figura de Lionel Messi. El FC Barcelona se impuso de manera imperial con su estilo (2-6) ante el Real Madrid. La goleada histórica en casa del eterno enemigo pasará a la historia por la obra y los recursos utilizados, entre ellos el nacimiento del delantero mentiroso encarnado por un fenómeno (Messi) y dirigido por un cerebro prodigioso (Guardiola). Nacía así una pareja de oro.

“Guardiola me pidió que me moviera por la zona del delantero centro para generar dudas a los defensas. Soy un delantero centro mentiroso”, Leo Messi.

La cuestión era simple: Messi era un centrocampista más en la creación, aportaba superioridad en esa zona y a la hora de dar vértigo al ataque se convertía en un jugador desequilibrante, que rompía líneas o aprovechaba los espacios que su técnico le diseñaba, para acabar ejecutando con una presión de cirujano de cara a portería. Todo el juego de posición tenía el mismo destino: Messi llegando al área para rematar. Aquella zona era suya, le pertenecía, pero solo la pisaba para finalizar. Además, era el jugador más privilegiado del equipo: al salir de la banda y actuar por dentro sus esfuerzos en el pressing zonal se reducían, era dueño de los penaltis y faltas, y también de mayores vacaciones por su constancia en los entrenamientos.

1326090445_extras_mosaico_noticia_1_g_0

La cabeza de Guardiola era una coctelera de conceptos (juego posicional del Ajax de Rinus Michels, la presión del Milan de Arrigo Sacchi, el fútbol arte de la Brasil ’70, la esencia del Dream Team de Johan Cruyff), que su Barça desarrollaba de maravilla, convirtiéndose en una auténtica máquina de jugar al fútbol, que poseía como estrella al que es para muchos el mejor jugador de todos los tiempos (Messi). Juntos lograron 14 títulos en tan solo 4 temporadas, provocaron la admiración de todo el mundo y el debate de si surgirá alguna vez un equipo tan superlativo como éste.

La despedida

Todo en la vida, por difícil que parezca de aceptar tiene, así como un principio y desarrollo, un fin. El de esta pareja llegó cuando Pep Guardiola se sintió vacío emocionalmente en su puesto. Después de cuatro cursos en la cima decidió que ya no estaba capacitado para seguir motivando a su plantilla y que era la hora de decir adiós. Con su despedida, el Camp Nou quedaba huérfano sin su líder, la relación futbolística Messi-Guardiola se rompía y la obra de uno de los mejores equipos de la historia (el Pep Team) echaba el telón ante el aplauso de todos los aficionados.

“Se ha acabado un ciclo y debo irme, pero a mí no perderéis nunca”, Pep Guardiola

Un año sabático en Nueva York, alejado del mundo del fútbol, le sirvió a Guardiola para recargar las pilas y preparar su vuelta a los banquillos. Mientras tanto, la dirección del Barça la había asumido su segundo, Tito Vilanova. Éste cogió un tren en marcha, y lo mejor que hizo fue no alterar su velocidad de crucero. El equipo mantenía el nivel en los primeros meses y Messi alumbraba aún más su estrella logrando una racha goleadora jamás vista hasta entonces. Pep se había ido, pero el club no parecía notarlo.

13355835141036670405

Aunque llegaría la fatídica enfermedad de Tito, la lesión de Messi y el bajón físico del plantel, que acabó siendo arrollado por un contundente 7 a 0 de global en las semifinales de la UEFA Champions League frente al Bayern de Múnich, precisamente el club que meses antes había anunciado la llegada para la temporada próxima de Pep Guardiola. La pareja tenía la necesidad de volver al máximo nivel. Pero esta vez sus caminos serían distintos. Uno debía triunfar en Alemania, el otro volver a hacerlo en Barcelona.

El reencuentro

Estar separados no fue fácil para ambos. Al principio sí, pero en la fase definitiva se echaban de menos el uno al otro. Al argentino le faltaba motivación para competir y al español un hombre que le solucionara la papeleta cuando las cosas se ponían difíciles. En el Bayern tenía a Robben y Ribéry, sin embargo no fue suficiente para desnudar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, y ello le provocó precipitación y error para el intento de remontada en la vuelta. Para entonces el Barça del Tata Martino ya había claudicado en la temporada, provocando la crítica de los aficionados ante la pérdida de conceptos y hambre.

“Messi será el mejor jugador del mundo hasta que él quiera. El trono le pertenece”, Pep Guardiola

El Mundial de Brasil 2014 acabó y Messi prometió a su afición volver a ser el que era. Al principio le costó, y tuvo una que otra diferencia con Luis Enrique, el nuevo técnico. Aunque eso es agua pasada. El gran Leo ha vuelto, partiendo desde el costado derecho por una cuestión de equilibrio táctico, dejando la zona del ‘9’ para Luis Suárez. Pero ya no solo dribla como en sus inicios de extremo, ahora participa en la salida, creación, defensa y ejecución. El Barça ha pasado a ordenarse a través de este futbolista total. Ha nacido el ‘Messi-Sistema’.

BARCELONA 14/15 SEVILLA 14/15

Y, al mismo tiempo que el genio rosarino se ha convertido en la brújula de su equipo, los músicos de Bayern de Múnich cada vez interpretan con mayor soltura las órdenes de su director de orquesta: Pep Guardiola. A pesar de la gran cantidad de bajas, el técnico ha conseguido llegar vivos a la recta final del curso. Aunque el de Santpedor tendrá que exprimir a gran escala su prodigioso talento táctico, para poder competir contra el Barcelona por obtener un puesto en la final de Berlín, y recuperar la supremacía del viejo continente.

Pep-Guardiola-Change

La eliminatoria entre estos dos titánicos conjuntos resolverá una de las grandes dudas de la historia del fútbol: ¿quién tiene mayor influencia en el juego, el entrenador o el jugador? Guardiola tiene un cerebro privilegiado para la táctica, además conoce de primera mano los mecanismos del Barça. Pero enfrente está el extraterrestre Messi, un jugador imparable y con una enorme capacidad de intuición, y que puede hacer girar él solo el devenir de un encuentro. La batalla decidirá quién gana: el talento cerebral o el de los pies. Messi y Guardiola, el cartel de uno de los duelos del siglo está servido.

Artículo publicado también en VAVEL, por @javi_betico_94

Anuncios

5 Respuestas a “Messi vs Guardiola, ¿el duelo del siglo?

    • Extrañan mucho estos comentarios Juanito, sobre todo porque Javier no es del Barça, él es del Betis, pero un aficionado al fútbol. Como en Garrincha no hablamos del Betis sino que nos centramos en los partidos importantes él solo podría hablar de esos partidos, y ocurre lo siguiente: Yo (Rafa Peinado) soy del Madrid y escribo sobre todo del Madrid, por lo que el resto de equipos grandes y partidos importantes los analiza Javier. Para ese pedazo de partido que será el Barça-Bayern Javier se encargará de cubrir la previa lo mejor posible y yo haré lo propio con el partido del Madrid. Si Barça, Madrid o Bayern son los equipos más importantes y yo escribo del Madrid pues es normal que Javier lo haga sobre Barça o Bayern (también ha escrito de otros). Un saludo

      Le gusta a 1 persona

  1. Recibo con gusto todas las críticas para intentar siempre mejorar. Dime, ¿en qué puntos ves la falta de objetividad? Un saludo.

    Me gusta

  2. Pingback: La idea es dominar el balón | GARRINCHA MAGAZINE·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s