Solo vale ganar. La previa del Espanyol vs Madrid

Justo ayer se cumplían ocho años de Glasgow. Ocho años de aquella noche en la que el Espanyol estuvo a un suspiro de conquistar Europa, pero la suerte de los penaltis volvió a darle la espalda a los blanquiazules, como ya lo sufrieron en 1988 frente al Leverkusen. La efeméride coincide este año con un momento de especial efervescencia con Europa, puesto que el Espanyol sueña con disputar competiciones continentales por primera vez desde aquella recordada cita.

Se presenta una oportunidad de oro esta temporada para el cuadro perico, puesto que es más que probable que el séptimo y el octavo tengan la oportunidad de disputar la Europa League el año siguiente. Para que sea así, el Barça debe ganar la Copa del Rey y el Sevilla hacer lo propio frente al Dnipro en Varsovia.

Pero antes de pensar en carambolas de terceros, el Espanyol deberá superar otra dura batalla. Cabe recordar que los blanquiazules están a un solo punto de la séptima plaza después de su triunfo en Ipurúa. Pero ni tan solo ganando los seis puntos que restan el equipo tiene garantizado conseguir hacer realidad este ilusionante objetivo.

Delante, un Madrid herido y tocado. El Espanyol no lo tendrá nada fácil. Los blancos visitan el Power8 Stadium tras recibir dos palos importantes (frente al Valencia y la Juventus), con bajas sensibles y sin prácticamente opciones en liga, pero dispuestos a morir matando.

1521171-32420629-2560-1440

El Madrid está obligado a ganar si quiere tener, aun, alguna opción de hacerse con el título liguero. Para el Espanyol, las últimas aspiraciones europeas pasan por superar a los blancos. Cabe recordar que los números no están del lado perico: lleva 16 años sin vencer al conjunto madridista, la última ocasión fue en la temporada 2007/2008, pero el conjunto catalán está en racha, solo ha perdido uno de sus últimos diez partidos ligueros (4 victorias y 5 empates) y saltará al césped dispuesto a vender muy cara su piel.

Incógnitas en el esquema de Sergio González

El Espanyol de Sergio González se  ha constituido en torno a un 4-4-2, con Sergio García jugando de segunda punta, bajando a recibir entre los centrales y los centrocampistas rivales. Bajo ese sistema el equipo catalán ha jugado la mayoría de sus partidos. Pero si por algo se caracteriza este equipo es por su imprevisibilidad. Prueba de ello el partido de la pasada jornada frente al Eibar, en el cual el míster sorprendió a todos formando con un 4-3-3. No obstante, es poco probable que repita el sistema, no tanto por el rendimiento que ofreció sino por el rival que tendrán delante.

La ausencia de Lucas Vázquez, obligado a parar por contrato, puede obligar a Sergio a formar con los tres pivotes defensivos, uno de los cuáles ocupará el carril derecho. Así, el 4-4-2 será el esquema táctico de Sergio González.

Con las dos líneas de cuatro muy juntas, es un sistema que permite defender bien al área, de forma sólida y sin fisuras. Víctor Sánchez y Víctor Álvarez jugaran en banda, siendo los encargados de frenar las constantes embestidas de los ofensivos laterales blancos. Con Víctor Sánchez pierde profundidad y desequilibrio, pero gana equilibrio, trabajo, carácter y coraje (elementos imprescindibles para derrotar a un equipo que es infinitamente superior técnicamente). El aspecto negativo es que dificulta la salida del balón. No obstante, la idea de Sergio es presionar incisivamente al medio campo para poder robar balón y aprovechar los espacios que dejará la defensa blanca, principalmente el carril izquierdo de Marcelo, relevando la creación del balón a segundo término. Será muy importante no perder balones en zonas comprometidas, ya que la velocidad de los hombres de arriba del Madrid hace que cada pérdida sea una opción letal de contragolpe.

GB

Sin embargo, las posibilidades de éxito del Espanyol no dependen tanto del posible dibujo táctico sino de la inspiración del mago Sergio García. Si el catalán está inspirado, va a ser un auténtico dolor de muelas para la defensa blanca. Posible once perico: Casilla; Arbilla, Álvaro, Moreno, Fuentes; Víctor Sánchez, Cañas, Javi López, Víctor Álvarez; Sergio García, Caicedo.

Menos sorpresas en el esquema de Ancelotti

Lo más probable es que el italiano repita el mismo once que jugó el miércoles frente a la Juventus, con la única novedad de Pepe en detrimento del lesionado Sergio Ramos. Ancelotti formará con el habitual 4-3-3, con la BBC y tres jugadores de fino estilismo por detrás: Kroos será el pivote, con James e Isco de interiores. Con este sistema las intenciones de Carletto son evidentes: quiere intentar plasmar un futbol de toque, control y ataques continuados. Y aunque el Madrid se sienta muy cómodo atacando con espacios, pudiendo correr y salir a la contra, la idea principal del italiano es dominar el balón y practicar un fútbol vistoso y ofensivo.

Las opciones de salir a la contra serán pequeñas, por lo que los blancos van a tener que atacar rápido cuando la defensa blanquiazul esté desubicada. El Espanyol dará el balón al Madrid, conociendo lo peligroso que puede ser si puede atacar con espacios. Será clave la velocidad que puedan imprimir al juego los centrocampistas blancos, intentando romper el muro blanquiazul aprovechando el desequilibro y verticalidad de hombres como James, Isco o Cristiano.

Pese haberse especulado sobre la suplencia de Cristiano debido a unas molestias que arrastra del partido frente a la Juventus, su presencia en el once de Ancelotti parece clara, más teniendo en cuenta su intenta lucha con Messi para hacerse con pichichi. Posible once blanco: Casillas; Carvajal, Varane, Pepe, Marcelo; Kroos, Isco, James; Cristiano, Bale, Benzema.

3 vs 2 en el centro del campo

El Madrid debe aprovechar la superioridad que tendrá en el centro del campo, donde dispone de tres jugadores de calidad envidiable. Si consiguen conectar entre ellos, las posibilidades de éxito se multiplican exponencialmente.

Por otro lado, Sergio García tendrá que ponerse el mono de trabajo para desarticular la superioridad blanca en la zona de máquinas, y no permitir que Kroos inicie el juego con facilidad. Además los dos hombres de banda pericos tendrán que colaborar con Cañas y Javi López cuando los interiores blancos reciban desplazados en banda.

james-isco-2-271014

Las coberturas defensivas blanquiazules deberán repetirse constantemente durante el partido. Cuando el esférico circule por banda derecha (Carvajal), Víctor Álvarez basculará hacia la banda y Cañas, Javi López y Víctor Sánchez se encargaran de marcar a los tres centrocampistas blancos. Lo contrario sucederá cuando el juego se focalice en la izquierda. Esta basculación defensiva tendrá que ser impecable, porque si no se efectúa con eficacia,  implica dejar desocupada la banda contraria, lo que puede ser muy peligroso si el Madrid consigue cambiar la orientación del juego con precisión y conectar con Marcelo, un auténtico puñal si tiene libre el carril.

Lucas Vázquez, obligado a parar

La cláusula del “miedo” impedirá que el futbolista cedido por el Madrid juegue contra los blancos. El extremo tendrá que seguir el partido desde la grada por la aplicación de la cláusula que impone la entidad blanca a todos los jugadores que presta a otros clubes i que impide que por contrato puedan enfrontarse a ellos. De esta manera, Sergio Gonzáles pierde una pieza clave.

El joven talento gallego suma ya 32 presencias esta temporada y está cuajando un fantástico campeonato en  el año de su debut en la Primera División, demostrando una gran adaptación.

Con la presencia de Lucas Vázquez el Espanyol recupera el arte del regateo. Destacan entre sus virtudes la velocidad y el descaro, pero sobretodo, su habilidad innata para encarar en el uno contra uno, convirtiéndose en el séptimo jugador que más regates ha realizado en lo que va de liga (6,69 por partido). Se ha erigido en uno de las grandes pesadillas de los defensas rivales, y esto comporta que la única forma posible de frenar sus internadas por el carril derecho sean las faltas, lo que le ha llevado a ser el jugador de la Liga que más faltas ha recibido (106),  lejos de las 85 y 80 faltas recibidas por Neymar y Messi respectivamente.

lucas_vazquez_esp

Son muchas las jugadas de peligro perico que nacen de un buen centro de Lucas Vázquez tras superar a su defensor. Posee un verdadero guante en su pie derecho, capaz de curvar el balón de tal forma que facilite el remate hacia portería y dificulte el despeje. El gallego es el encargado de botar todas las faltas colgadas al área así como los córners, recurso que está aprovechando muy bien el equipo de Sergio González, con hombres como Caicedo, Stuani, Álvaro o Moreno.

Pero Lucas no es el típico extremo incisivo en ataque y perezoso en defensa, más bien todo el contrario: generosos en las coberturas defensivas, se vacía en defensa y se parte la parte la cara en cada balón. No es casualidad que haya sido en varios encuentros el jugador perico qué más kilómetros ha recorrido.

La complicidad con Sergio García es total, se entienden con la mirada, intercambiándose asistencias en espacios que solamente ellos dos pueden ver. No es ningún secreto que el buen estado de forma de ambos ha coincidido con la buena racha perica, siendo su conexión una mina donde el equipo puede sacar mucho oro si se aprovecha bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s