La pizarra de Paco Jémez. Salida desde el fondo

Un juego táctico y complejo llena los fines de semana del fútbol español. Los autores, que dan continua vida a un balompié muy rico a todo nivel, cada vez consiguen mayor renombre y protagonismo debido a que marcan en sus planteles –por muy escasos que sean los recursos- un estilo dominante y bonito. Entre dichos artífices, maestros de orquesta, está un sabio muy testarudo: Paco Jémez.

Con su Rayo ha logrado demostrar que el dinero puede llegar a ser de lo menos importante a nivel deportivo, que un estilo –con sus altibajos- puede conseguir resultados significativos a largo plazo y, sobre todo, ha logrado demostrar –contra viento y marea- que el ‘cómo’ a veces, solo a veces, está por encima del resultado en sí.

Esto lo ha hecho magnificando lo ya mencionado: un juego lindo, táctico y preparado. Encargado especialmente de hacernos gozar como niños al ver a su equipo rodar el balón.

Ahora, dilucidando un poco en materia meramente táctica, uno de los factores que han convertido al Rayo de Jémez en un equipo sugerente de vistosidad ha sido la capacidad de sacar limpio el balón desde el fondo, rotando diversos matices y puntos. A continuación, se analizan las aristas de tan estética instancia de juego, marca registrada de la pizarra de Paco.

FUNCIONAMIENTO

Para ganar hay que meter un gol más que el rival; para que un equipo meta gol tiene que aprovechar sus mejores herramientas. Entonces, ¿quiénes son las herramientas con las que cuenta el Rayo para herir a los rivales? varias, pero las –sin duda- más destacadas son Alberto Bueno y Gaël Kakuta. Y pasa por acá la principal disposición de la salida del balón.

Al no disponer de la figura de un ‘10’ claro en la plantilla titular pero sí con un mediapunta versátil y escurridizo, el equipo pasa a enfocarse en buscar los espacios para que éste –siendo el mayor potencial goleador del equipo- anote goles. Por otro lado, la mejor versión deKakuta pasa por una recepción cerca de la línea de cal del costado derecho, donde Gaël con su perfil zurdo puede ir hacia adentro y jugar con las caderas de los marcadores.

Kakuta pasa por una recepción cerca de la línea de cal del costado derecho, donde Gaël con su perfil zurdo puede ir hacia adentro y jugar con las caderas de los marcadores.

A partir de estos dos importantes potenciales ofensivos –y de las herramientas que posee el Rayo- se genera una estrategia para hacer llegar el balón. Primero, los nombres encargados de ejecutar: 4-2-3-1, compuesto –generalmente- por Toño; Tito, Zé Castro, Amaya, Nacho; Fatau, Trashorras; Kakuta, Bueno, Embarba; Manucho. Segundo, funcionamiento: centrales y mediocentros muy bien combinados, con la idea de desordenar o romper la presión rival sin utilizar conducciones frontales –ya que no cuenta con buenas opciones para esto- sino disponiendo de buenos lanzadores como Trashorras o Zé Castro.

Ese cuarteto que se forma en la salida se enfoca únicamente en jugar con la marca rival, y posteriormente, en sectores ofensivos, liberar espacios para los tres de arriba –Kakuta, Bueno y Embarba-. Pueden ponerse los mediocentros superpuestos al frente de los centrales y funcionar únicamente con movimiento transversales, como también pueden dividirse roles y generar una salida de 3 (centrales amplios + mediocentro). Inclusive se ha visto casi una línea de 4 en la salida de balón conformada por los zagueros centrales muy amplios ejerciendo casi de laterales, y con los mediocentros casi como centrales. Variantes hay muchísimas en este aspecto, se amolda al rival, sin embargo, se mantiene lo clave: lanzamientos por encima de conducciones y rupturas, y, sobre todas las cosas, la idea de liberar espacios para los de arriba.

Mientras tanto, los laterales –tanto Tito como Nacho- se enfocan especialmente en ser, también, lanzadores. Se colocan metros más adelante y predisponen –generalmente- de un destinatario fijo: Manucho, ¿por qué? el portento físico del africano lo permiten caer en banda y sostener en balón, siempre con la seguridad de que puede ganarle en un 1×1 en diagonal al central y que en el área estará esperando el olfato goleador de Alberto Bueno.

De hecho, cada lanzamiento que hace el Rayo a Manucho –sea proveniente de los centrales, mediocentros o laterales- va con el objetivo de que el punta ex Valladolid haga de puente y sosténpara los movimientos de Bueno, Embarba y Kakuta, ya sea para una diagonal de Alberto o para una proyección de un extremo. Manucho ejerce como objetivo de los misiles teledirigidos haciendo de hombre ancla.Siendo más tangible –si se puede- se presentan las siguientes imágenes y explicaciones en base a partidos de esta temporada: para los movimientos de Bueno, Embarba y Kakuta, ya sea para una diagonal de Alberto o para una proyección de un extremo. Manucho ejerce como objetivo de los misiles teledirigidos haciendo de hombre ancla. Siendo más tangible –si se puede- se presentan las siguientes imágenes y explicaciones en base a partidos de esta temporada:

En la primera mitad de juego ante el Madrid en Vallecas se vio un juego muy pulcro del equipo de Jémez, impulsando lo mencionado: La salida se amoldaba al rival: al ser el Madrid un equipo que sufre a espaldas de su mediocentro único –Kroos-, el Rayo se enfocó en liberar espacios para que Bueno hiciera daño ahí, ¿cómo? atrayendo la atención del bloque de presión blanco con mucha gente en campo propio.El automatismo predilecto era buscar a Manucho, porque ni Pepe ni Ramos cuentan con una estatura similar al del africano. También era peligroso el Rayo cuando iba 1×1 contra la zaga de 4 merengue, justamente Kakuta molestó muchísimo a Marcelo.

Disposicio¦ün vs. Real Madrid CF. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo Automatismo vs. Real Madrid CF. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo

La salida se amoldaba al rival: al ser el Madrid un equipo que sufre a espaldas de su mediocentro único –Kroos-, el Rayo se enfocó en liberar espacios para que Bueno hiciera daño ahí, ¿cómo? atrayendo la atención del bloque de presión blanco con mucha gente en campo propio.

El automatismo predilecto era buscar a Manucho, porque ni Pepe ni Ramos cuentan con una estatura similar al del africano. También era peligroso el Rayo cuando iba 1×1 contra la zaga de 4 merengue, justamente Kakuta molestó muchísimo a Marcelo.

Automatismo vs. Real Madrid CF. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo Disposicio¦ün vs. Real Madrid CF. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo

También en Vallecas el Rayo firmó una buena actuación ante un vertiginoso Valencia. Donde los de Paco consiguieron un empate con un gol que describe el atrevimiento de Embarba. A nivel de configuración colectiva, la salida sufrió ciertos cambios:Valencia ejerce un pressing brutal, y nuevamente, era de altísima prioridad de Jémez conseguir confeccionar la salida del balón en orden ha hacer daño: al equipo de Nuno presionar tan intensivamente –con hasta 4 entes- se dejaba espacios de cara a su medular, para entonces conformada por Parejo, Pérez y Gomes, siendo el español y el argentino los elementos más posicionales.Si se conoce bien a Parejo y a Pérez se deduce rápidamente que son jugadores que no poseen un corte defensivo importante, por ende, ahí era donde heriría el Rayo, colocando a Trashorras al frente de ambos volantes valencianistas, listo para enviar un proyectil a Manucho que por arriba no la tenía tan complicada ante Mustafi y Otamendi.

Valencia ejerce un pressing brutal, y nuevamente, era de altísima prioridad de Jémez conseguir confeccionar la salida del balón en orden ha hacer daño: al equipo de Nuno presionar tan intensivamente –con hasta 4 entes- se dejaba espacios de cara a su medular, para entonces conformada por Parejo, Pérez y Gomes, siendo el español y el argentino los elementos más posicionales. Si se conoce bien a Parejo y a Pérez se deduce rápidamente que son jugadores que no poseen un corte defensivo importante, por ende, ahí era donde heriría el Rayo, colocando a Trashorras al frente de ambos volantes valencianistas, listo para enviar un proyectil a Manucho que por arriba no la tenía tan complicada ante Mustafi y Otamendi.

Automatismo vs. Valencia CF (1). La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo Automatismo vs. Valencia CF (2). La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo Automatismo vs. Valencia CF (3). La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo Disposicio¦ün vs. Valencia CF. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo

Siguiendo en la tónica de emplear ejemplos y instancias para poder demostrar la variabilidad en la iniciación del Rayo, vemos que ante dos rivales complicados –y se queda corto el término- como lo son el Espanyol y el Sevilla, el equipo de Madrid supo responder ante las aristas de juego del rival: contra el equipo catalán aprovechó el espacio que se generaba entre los cuatro volantes y la pareja García-Caicedo.

 Disposicio¦ün vs. RCD Espanyol. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo

Por otro lado, en la visita a los andaluces el equipo de Pablo decidió salir a encasillar al equipo de Eméry en el carril central para consecuentemente liberar a los laterales rojiblancos, sin embargo, esta estrategia no fue la mejor. Aún con los laterales del Rayo muy amplios, el repliegue fue un factor de suma comodidad para el Sevilla, inclusive, cualquier centro podía ser descolgado por sus centrales, y sin mucho problema.

Disposicio¦ün vs. Sevilla FC. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo

Como cereza al pastel para este exhaustivo análisis, no podía faltar mencionar la posibilidad de la salida en largo con el meta: esto significaba una matiz poco sorpresivo con todo lo anterior en mente, debido a que el saque del guardameta busca –como la gran mayoría de los movimientos del Rayo- llegar al hombre ancla Manucho. De ahí derivan los espacios.

Salida en largo vs. Valencia CF. La pizarra de Paco Je¦ümez. Salida desde el fondo

Sea como fuere, conocemos en el Rayo un potencial gigante –a todo nivel- y una metáfora importante en su juego. Una que alza los brazos constantemente para demostrar que en el fútbol quedan acertadísimos románticos, dignos de entregar un juego más profundo que un marcador. Porque con una salida de balón limpia, con un juego profundo, con una intensidad importante y con una idea clara, es cómo un equipo puede conseguir, consecuentemente, resultados a largo plazo, sin estos ser de importancia vital vistos desde plazos cortos.

Artículo realizado por Giovanni Rocha (@GiovanniRochaP)

Anuncios

Una respuesta a “La pizarra de Paco Jémez. Salida desde el fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s