Hasta pronto, maestro

Es sabido que una imagen vale más que mil palabras. Ahí tenemos a Xavi Hernández, un catedrático del balompié que ha decidido dejar el club de su vida como jugador y que se marchó aupado por sus compañeros, como si de un conquistador se tratase, con la Copa de Europa y el balón en su poder en Berlín. Porque no hay mejor forma de representar quién ha sido Xavi que esa: un hombre muy querido en el mundo del fútbol, que ha logrado infinidad de títulos y que ha dominado el esférico como muy pocos han conseguido hacerlo. Con un físico muy liviano ha demostrado que se puede ser un referente del fútbol mundial, simplemente usando el cerebro y pensando. Es una guía de conocimientos futbolísticas explotadas dentro del campo y que, muy probablemente, sean también desarrolladas fuera del mismo muy pronto.

Barcelona's Xavi Hernandez is carried by his team-mates as he holds the trophy after the Champions League final soccer match between Juventus Turin and FC Barcelona at the Olympic stadium in Berlin Saturday, June 6, 2015. Barcelona won the match 3-1. (AP Photo/Luca Bruno)

Xavi Hernández se despidió del FC Barcelona levantando la quinta Copa de Europa para el club en Berlín.

Al inicio de su carrera en el FC Barcelona de la mano de Louis Van Gaal, Xavi adquirió un rol que quizás no era el más idóneo para aprovechar todo su talento. Apareció como el heredero natural de Pep Guardiola en la célebre posición del 4 del sistema de números implantando por Johan Cruyff. Jugando ahí las responsabilidades defensivas le desbordan y no podía ser realmente protagonista en los últimos metros del campo. Sería Frank Rijkaard quien, con su llegada a Cam Barça, adelantara la posición de Xavi para jugar como interior y explotar su gran talento como pasador. Con esta evolución y liberación, y la confianza que le aportó Luis Aragonés en la Eurocopa de 2008 con España, pasó a sentirse una pieza fundamental en el campo. El motor o armador de juego sobre el que funcionaba el Barça y la Selección.

Han existido pocos jugadores en la historia con la capacidad de Xavi para armar a un equipo

El fútbol pertenece a los buenos centrocampistas, los equipos se construyen alrededor de ellos, y estos son los que dominan tres facetas básicas con soltura: ser un punto de apoyo para el poseedor del balón, pensar y elegir bien antes de recibirlo, y ejecutar la mejor opción posible. Y en ello Xavi Hernández es un auténtico superdotado. No necesita ser rápido ni fuerte de piernas, solo mentalmente. Controlando todo ello como nadie se convirtió en el cerebro del Pep Team, uno de los mejores equipos de la historia del fútbol. Durante esos cuatro años alcanzó su cénit futbolístico siendo el encargado de marcar los tempos de los partidos, asistir a los delanteros, dividir al rival, llegar en segunda línea al área, dar siempre una solución (superioridad) alrededor del balón y hacer mejores a sus compañeros. Es un maestro del juego de posición, posee el libro de edición, y lo usa a la perfección.

Los jugadores realmente técnicos son los que juegan de primeras, y Xavi está en ese selecto grupo

Tras la marcha de Guardiola y la consecución  de un Mundial con La Roja y una Eurocopa más, parecía que el fin de la ‘era Xavi’ había llegado. En el Barça decidió seguir a las órdenes de Tito Villanova, con quien logró la liga de los 100 puntos, y en la Selección aceptó el reto de Vicente del Bosque de disputar el Mundial de Brasil 2014. El fallecimiento de Tito trajo consigo un mal tramo en el Barça, donde el Tata Martino parecía no poder triunfar y, además, España fracasaba en Río de Janeiro. Así que, todo hacía prever que Xavi se retiraría de la élite el verano pasado. Pero entonces llegó Luis Enrique al banquillo culé y le convenció de seguir un año más con la elástica blaugrana, aceptando un papel más secundario, y aportando su experiencia y sabiduría dentro del vestuario y su talento cuando fuera necesario en el campo.

Cada partido de Xavi ha sido un máster class para los aficionados al fútbol.

Cada partido de Xavi ha sido un máster class para los aficionados al fútbol.

El inicio de año fue complicado. Lucho tenía que traspasar el poder del equipo del centro del campo a la delantera, motivar y buscar el papel de actor principal para Lionel Messi, y adaptar a las nuevos al ‘estilo Barça’. Cuando lo logró, el conjunto azulgrana voló y arrasó en todas las competiciones, dando la mejor despedida posible a un grande como Xavi, que durante el año ha participado en momentos claves, ha sido un líder y se ha seguido formando en su idea de volver como entrenador. Porque esto no es un adiós de Xavi, sino un hasta luego. Él es un apasionado y sabio del fútbol. Así que, que a nadie le quepa la menor duda de que volverá como entrenador, con el libro de estilo por bandera, para continuar su obra y seguir regalándonos grandes sabores futbolísticos a nuestras papilas gustativas. Por lo que: hasta pronto, maestro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s