El rey Salomón, una mina para la Vinotinto.

Pudo haber salido beisbolista como sus amigos; o probando suerte jugando al baloncesto en el equipo de su pueblo, en Catia, al oeste de Caracas, sacando provecho de su metro noventa de estatura y su facilidad para moverse en las alturas. De hecho estuvo cerca: cuando era pequeño, al venezolano Salomón Rondón le costaba despegarse de la pantalla de televisión cuando transmitían los partidos de su ídolo, el basquetbolista Michael Jordan. Pero no, y a pesar de que su sueño era convertirse en jugador de baloncesto profesional, su madre, gran hincha de la selección Argentina, le convenció que jugara al fútbol. El pequeño Salomón practicó ambos deportes, pero terminaría decantándose por el deporte rey. El instinto materno no falló y tras una prometedora carrera, ha avivado la esperanza de un país que pugna por hacerse un espacio entre los grandes de este deporte.

Dio sus primeros pasos como futbolista en el Colegio San José de Calasanz, hasta que con 15 años pasó al Deportivo Gulima, de San Antonio de los Altos, donde se le dio la oportunidad de enfrentarse al equipo sub-20 del Aragua Fútbol Club, club en el que fichó posteriormente de la mano de Wilmer Ceballos, quien fuera técnico del equipo aragüeño.

Cruzó el charco con 18 años, cuando tan solo era un promesa del modesto fútbol venezolano, para para fichar con la UD Las Palmas. Con el 23 en la espalda, en honor a su ídolo, se dio a conocer a base de goles y un poderío físico envidiable. Dos temporadas después, el Málaga del entonces glamuroso jeque Al-Thani lo reclutó para su proyecto por 3,5 millones de euros, con una cláusula de rescisión de 20 millones.

No tardó ni un mes en conquistar la Rosaleda. Cumplía con todos los requisitos de un nuevo puro: corpulencia, físico, potencia, determinación y gol; pero además, regateaba con una verticalidad impropia de su voluminosa musculatura. Era espectacular, la revolución del Málaga, el equipo jugaba para él, y Rondón disfrutaba. Pero se lesionó, y cuando volvió, ya a las órdenes de Pellegrini tras la destitución de Ferreira, le costó más de lo previsto. En aquel mercado invernal llegó Julio Baptista y el equipo pasó a jugar para el brasileño. Se puede decir que ya no volvería a parecer aquel proyecto de crack como en su llegada, pero si un ariete nivel Champions que congenió a las mil maravillas con la “Bestia”.

Foto crónica Málaga-Hércules

Tras un año complico del conjunto andaluz, el equipo se reforzó de valiente con la incorporación de Demichelis, Toulalan, Joaquín, Isco y Van Nistelrooy entre otros. Manuel Pellegrini cambió el juego directo que beneficiaba a Rondón por el juego de toque y posesión. Esta variación de estilo implicaba que el venezolano se quedara sin espacios arriba, cosa que no le permitía explotar una de sus mejores virtudes, la explosividad. Aun así, jugando ahogado y con apenas ritmo, consiguió ser el máximo artillero malagueño por segunda vez consecutiva, marcando 27 goles entre las dos campañas que vistió la blanquiazul.

En agosto de 2012, el Rubin Kazán rompió la hucha y fichó a Rondón por casi diez millones de euros. Las expectativas eran altas, pero el de Caracas no defraudó, convirtiéndose en el referente del club de Tatarstán, con 25 goles en dos temporadas. Logró brillar incluso en un sistema táctico muy conservador (el del entrenador Berdiev), deslucido para los atacantes, y en el que ejercía labores de delantero boya, transformando melones envenenados en oxígeno para el equipo.

Su rendimiento no pasó desapercibido para el equipo más poderoso del país, el Zenit de San Petesburgo, que desembolsó 18 millones de euros en el mercado de invierno (fichaje récord para un jugador venezolano. Rondón aterrizó en el Zenit en un momento convulso. El equipo atravesaba una mala racha en liga, lo que unido a la eliminación europea ante el Borussia (octavos de final de la Champions) desembocó en la destitución del entrenador Luciano Spalletti. Villas-Boa lo sustituyó.

Salomón-Rondón-superó-los-100-goles-en-su-carrera

El relevo en el banquillo le costó inicialmente la titularidad al venezolano, pues el nuevo técnico apostó para la punta por el veterano delantero ruso Kerzhakov. Además, dado el precio de su traspaso, las expectativas volvían a ser altas y el rendimiento del venezolano era examinado con lupa por la afición. Pero el guerrero pudo con la presión. No había fichado por el Zenit para ser suplente y pocas semanas después se reivindicó como él sabe hacer: marcando goles (logró un hat-trick y una asistencia en los 25 minutos que estuvo sobre el césped).

A partir de allí, se ha convertido en un fijo en las alineaciones de Villas-Boas. El mismo entrenador cualificó como “excepcional” la temporada del delantero, temporada en la que el Zenit de San Petersburgo se ha proclamado campeón de la Liga Premier de Rusia por cuarta vez en su historia y el “Gladiador” ha cosechado unas cifras brillantes (ha jugado 44 partidos, marcando 20 goles). No es de extrañar que le hayan salido varias novias, como por ejemplo el Atlético. Sin embargo, tuvo que sufrir las quejas de su propia afición, un tanto reacia con los jugadores de color, que apoyaba al delantero local Kerzhakov.

Con la selección venezolana es otra historia. Es el ídolo de la afición y ejerce de líder de la selección. El equipo está confeccionado a medida para Rondón, practicando un juego compacto y vertical que le permite moverse con espacios y así disputar los centros al área viniendo en carrera y con ventaja. El técnico Noel Sanvicente es consciente de que si consigue hacerle rendir a su máximo nivel, puede ser una mina donde la Vinotinto sacará mucho oro de allí, a base de goles del Rey Salomón.

Así es como lo apodan los venezolanos después del partido del pasado 15 de junio contra Colombia. La fría estadística previa al encuentro mostraba que Venezuela nunca había vencido a Colombia en Copa América. Además, Venezuela en 15 presencias en Copa América no había conocido la victoria en el debut: 12 partidos perdidos y 3 empates.

Pero Rondón y sus valientes lo sabían y querían cambiar la historia. Desafiante pero confiado en el equipo que lo respalda y el silencioso trabajo que han realizado desde el inicio de la concentración en suelo chileno, lanzó una frase antes del partido:

“Estamos en Chile para jugar seis partidos” (el número exacto que necesita una selección para llegar a la final del 4 de julio en Santiago).

Rondón lideró con tenacidad a los guerreros de Sanvicente en la dura batalla en Rencagua contra los cafeteros, claros favoritos para el partido y respaldados por un público que se inclinaba a su favor.

Aquella frase histórica de Simón Bolívar en su gesta libertadora “¡Coronel Rondón, salve usted la patria” cobró vida con el “Gladiador” Salomón Rondón, el héroe venezolano en la victoria vinotinto 1-0 sobre Colombia en el debut de la Copa América. Y cuando el árbitro señaló el final del encuentro, el jugador se dejó caer sobre sus rodillas. Y lo que durante el partido fueron gotas de sudor sobre su rostro se convirtieron en lágrimas. El tanto de Rondón emocionó a 30 millones de venezolanos, que con la victoria olvidaron por unos instantes la situación económica y social que viven. En un tiempo no tan remoto, las camisetas de otros equipos competían en número con la de la selección, pero hoy en las calles sólo hay un color que une al país, el vinotinto.

Ha pasado casi una década desde que Rondón debutó en el fútbol profesional con el dorsal 23 de Michael Jordan y, no ha sido hasta esta campaña que ha alcanzado su mejor forma física, tomándose esta Copa América como un auténtico reto personal. Lo cierto es que este valiosísimo resultado pone a la selección en una inmejorable posición para hacerse con uno de los billetes del grupo C para los cuartos de final. Y si el rey Salomón está inspirado y el equipo lo acompaña, la Vinotinto tiene mucho que decir en este torneo.

Salomon

Anuncios

3 Respuestas a “El rey Salomón, una mina para la Vinotinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s